Siempre Eterna

Con un rosario en la mano
y sus ojos bonitos de julio
se nos escapó este enero
para empezar a brillar en el cielo.

De ella conocí el amor verdadero,
el más puro y sincero perdón;
que los hogares a veces son tantos
que es mejor llevar uno sólo contigo
para que el cariño sea eterno.

De ella aprendí que la vida es misterio,
que el tiempo perdido lo lamentaremos,
como yo lo lamento por no haber compartido
con ella muchos más momentos…

Con un rosario en la mano
y su sabiduría de tantos años
se nos escapó este enero
para empezar a brillar en el cielo.

De ella conocí el amor más sincero,
el más puro y honesto valor;
que las bendiciones son tantas
que es mejor llevarlas todas contigo
a cualquier sitio que vayas.

Y ahora con su nobleza
me busca en mis sueños
para recibir todos los abrazos que le debo
y enseñarme que la vida es siempre eterna…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 10 de junio de 2,018

Siempre eterna, ahora brilla en un mejor lugar.

Anuncios

Cuerpos Prestados

Como un pequeño saltamontes
o el verso de tus manos,
así vamos tan frágiles, tan fuertes,
avanzando en nuestros cuerpos prestados.

Y te amo y me amas;
o al menos esa es la idea
que la realidad nos asegura
es la más acertada.

Y te amo y me amas;
o al menos esa es la prueba
de que existen, desde otras galaxias,
emociones que siempre nos acompañan…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 19 de junio de 2,018

Te Enseñaré a Escribir Poemas

Te enseñaré a escribir poemas,
tú me enseñaras un poco de mentir;
te enseñaré a escribir poemas,
tú me enseñarás tu sonrisa al herir.

Y versaré tu letra con los posibles
escenarios que nos unirán al desunir,
sabremos que ha llegado el momento
cuando la vida no quiera más dormir.

Te enseñaré a escribir poemas,
tú me enseñarás un poco de sobrevivir;
te enseñaré a escribir poemas,
tú me enseñarás tu llanto al sonreír.

Y amaré en secreto a otras
mientras en silencio te cuido sólo a ti,
sabremos que ha llegado el momento
para empezar a huir, cuando una de esas otras,
comience a morir de amor por mí.

Te enseñaré a escribir poemas,
tú me enseñarás a desnudarte sin vestir;
te enseñaré a escribir poemas,
tú me enseñarás un poco más de mí…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 19 de junio de 2,018

Los Bordes de tu Instinto

Desnuda te vi pasar
por la acera de mi cuerpo
y sin remedio en un altar
se alzó inmarcesible mi mejor anverso.

Y fue tan excitante ver tu mejilla
deteniendo la lágrima del comienzo,
apología de un Big Bang sin cobardía
entregado al menester de nuestro vicio.

Puede que sea la última oportunidad
de nuestra eterna primera vez,
que ahora se dividan los mares sin piedad
y un camino escondido nos vista con su sed.

Pero ruégale al santo y seña de nuestro pecar
que no se olvide de los bordes de tu instinto
para que cuando vuelvas a mi guarida a tiritar
siga intacto el fuego que juntos encendimos…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 19 de junio de 2,018

Enseguida

Léeme y olvida que fuera de mis letras tienes otra vida,
léeme y deja que te desnude firmemente las caricias.

Porque para ser sincero no estamos para perder el tiempo,
es agotador seguir un trayecto que arde en los celos
y tú estás tan bonita que incluso mi radar tiene versos de cielo
para abrirle la puerta al infierno en el que arderemos desnudos e inversos.

Léeme y olvida que fuera de mis letras tienes otra herida,
léeme y deja que te desnude enseguida…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 20 de junio de 2,018

Volver a Sentir tu Calor

Con el palpitar intenso de tu sexo
me hice una mañana en la que sí deseo despertar.

Me arropé con tu dulce amor de incendio
cada tarde detrás del verso con el que te supe desnudar.

Y sin que te dieras cuenta hubo un cielo
predispuesto al paraíso que a los besos supimos configurar.

Hoy me calcé en el alma la camiseta
que transmudé la última vez que te hice el amor
para anunciarle a mi cuerpo que estarás de vuelta
que es cuestión de tiempo volver a sentir tu calor…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 6 de julio de 2,018

Ella siempre supo la combinación y le bastaba con sólo rozarme para hacerme caer rendido a sus pies… Pero jamás le gustó ganar fácil y me fue conquistando con sus pequeños detalles e inolvidables maneras día a día y vez a vez…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 19 de septiembre de 2,018

Anuncios

«Ella siempre supo la combinación y le bastaba con sólo rozarme para hacerme caer rendido a sus pies…» [Vez a Vez por Messieral]

Concierto De Piano Para Dos

Un concierto de gorriones sólo para ti,
te mereces cada rosa del universo,
cada astro celeste, cada sonrisa de niño…

Te mereces pentatónicos copiosos,
un enjambre de magnolias sonrojadas,
las promesas de ochocientos valientes,
un concierto de piano para dos…

Cada vez que tú bailas para mí
lo haces además para la vida
y enamoras cada ser con alma
que habita este mundo de jazmín.

Porque estás hecha de praderas,
de arrecifes luminosos y de estrellas,
de verbenas en honor a tu dulzura,
de los horizontes del ocaso entretejido
con canciones de las buenas.

Te conforma cada hueso la belleza del amor,
tu andar está alojado en las mismas pupilas de Dios,
que se siente orgulloso, de lo hecho, al verte a ti.

No te vayas nunca, no te muevas de este lugar,
que he de darte lo que mereces cada despertar,
cada nota, cada texto, cada beso y alimento,
cada azul, cada cerezo, cada noche y, por cierto,
un concierto de piano sólo para dos…

Luis Eduardo (Messieral)
Ciudad de Guatemala 28/03/2016

Concierto de piano para dos por Messieral

Vas a Penas Despertando

Vas a penas despertando y, yo,
ya te observo con los ojos del forastero explorando
un lugar hermoso que le calma la mañana.

Vas a penas despertando y los rayos de sol
sienten celos de tu brillo, de la luz a que invitas,
del halo de guapura que envuelve tu postura.

Se dibuja una sonrisa  pequeñita en tu mirada
y tus ojos aún sin aperturar ya me encantan,
porque vas a penas despertando y, yo, veo
en tu mirada mi ciudad preferida despeinada.

Te despeinan mis manos al jugar con tu pelo
y es armónico el verbo del amor en tus labios,
tanto que vas a penas despertando y yo me enamoro,
con profunda inspiración, de tu abrazo a cerrojo.

Vas a penas despertando y mi corazón se decanta
por tu leve respiración exacta, por la constelación de lunares que hay en tu espalda.

Vas a penas despertando y mis palabras son odas
a la perfección de tus pestañas siempre hermosas…

Y es que vas a penas despertando y algo en mí empieza a cambiar,
me estás cambiando, me estás llevando a la creencia bella
de mis venas a tu amor, de mis presas a tu sol…

Y, entonces, comienzo a despertarme yo…

Luis Eduardo (Messieral)
Ciudad de Guatemala 31/03/2016

Vas a penas despertando por Messieral

Uno Mismo

Era una mañana como cualquier otra
pero con la mirada más abstracta,
allí te encontré rodeando mi espacio
con el leve silbido de tu espera.

Me esperabas de una vida anterior
y yo no supe responder otra cosa que sí,
a la intención pletórica de tu voz.

Me enredaste la vida con los pormenores
de tu piel y el eclipse de luna en tus ojos,
me tildaste de platónico por lo inalcanzable,
sin darte cuenta de que me tenías atrapado.

Intenté besarte los labios y fue imposible,
imposible besarte los labios, toda tú eres alma,
y quise quedarme a vivir en tus hombros
pero me deslicé despacio a tus pechos,
que hoy me abrigan como hojas a su otoño.

Me esperabas de una vida anterior
y yo no supe decir no a la costumbre
de fascinarme por lo extraordinario,
por lo increíble e inconsumible.

Te esperaba de cuatro calles atrás,
de cuatro historias de amor en las que no estuviste,
te esperaba de seis lunas atrás
en las que siempre bordear tu silueta quise…

De vidas anteriores, de calles adyacentes,
de vientres de ocasión y bulevares al olvido,
te esperé, me esperabas y ahora somos uno mismo…

Luis Eduardo (Messieral)
Ciudad de Guatemala 31/03/2016

Uno mismo por Messieral

Alas Rumbo a Cádiz

Esa noche me contaron
que tu voz estaba en Cádiz
y yo con ganas de sacarme
las alas de la espalda [Alas Rumbo a Cádiz]
para llegar a ti y contemplarte,
para escapar un poco del desastre,
que supone el estar vivo y no besarte…

Esa noche hubo bandadas de cometas,
no esperaron tantos siglos, convenía
acercarse a toda prisa a tus delicias,
a lo hermoso de tus notas macro astrales.

Que me perdone la vida por no estar cerca
de tus cuerdas tan sublimes y carnales.

Y yo sigo caminando por la misma acera,
recordando que en el agua se refleja
el recuerdo de un amor que se acrecienta,
como oblivion de tristeza amarillenta.

Y yo regresé llorando a aquella plaza,
a la de aquel primer beso esa mañana,
ya no pisas estos suelos, ni sus ramas,
ya no bebes de este mismo agua…

No me olvido de la noche en tus almohadas,
ni del llanto de la niña que observaba
por la rendija de tu corazón, susurrando en baja voz:
¿Será que aún me amas?

© Copyright – Messieral | Luis Eduardo – Poesía
Ciudad de Guatemala 02/04/2016

La fotografía: Cádiz en la Noche, es propiedad y arte de Rocío Pardos a quien pueden seguir a través de su Blog: FOTOGRAFÍA ROCÍO PH y también pueden seguirla en su Fan Page de Facebook: UN VIAJE DE DIEZ MIL KILÓMETROS EMPIEZA POR UN SOLO PASO

Alas rumbo a Cádiz por Messieral

Messieral Podcast

Tu Mayo Dieciséis

Me abrazo a mí mismo con ternura,
hice el verso mejor de mi lógica medianera,
ojos de rayo e inteligencia de la pura, nuestra cura,
y esos balbuceos inocentes, ante los que yo, ya no evito suspirar.

Tu sonrisa sostiene el mundo que descompuse
y lo repara con la paciencia de un sabio constructor,
divides mi alma de la imperfección y es tu esmero
rozar con tus labios mi mejilla, en un beso a todo vapor.

Lo mejor que puedo heredarte es el amor por las cosas importantes,
el vino, la mujer, la poesía, la música, la noche y las cinco de la tarde,
el mar, la vida, el cariño, la amistad, los sueños, la verdad y el arte,
la elegancia, la decisión, la sonrisa y los paisajes, los besos baluartes,
caminar, el don de la sorpresa, del perfeccionismo de siluetas,
la capacidad de amar siendo real, siendo sincero y nunca sólo uno más…

Eres mi primera vez de tantas cosas, lo vital en mi interior,
eres el rasgo luminoso de mi alma, la velocidad de mis latidos,
la sincronía de mi sonrisa y mi lágrima arrepentida, mi salida,
eres el rasguño que recibo si la vida te dolió o te entristeció,
eres el mejor día de mi vida, el día con el nombre más hermoso…

Y es que tus tres nombres, y las nueve menos siete minutos, tu mayo dieciséis,
y  esa voz que me convence, que me aclara la imaginación prudentemente,
son los únicos motivos que necesito para que valga la pena cada instante,
son las únicas razones que me obligan, sin negociaciones, a no fracasar,
más aún, si tus labios me pronuncian resonando mi nuevo nombre: Papá…

Luis Eduardo (Messieral)
Ciudad de Guatemala 05/04/2016

Muchas gracias por tus ojos y por estar.
Para más historias visita mi sección Poesía.
Especialmente te recomiendo: Me Preguntas Que Por Qué Te Amo

Tu mayo dieciséis por Messieral

Messieral Podcast

Cada Sitio en el que fui Feliz

Por un enlace directo
a la ventana de tus suspiros,
por un cariño de lienzo
bañado en pinturas y sonidos,
te entregaría vida y media,
cada nube y cada beso
sin temor a repetirlo…

Y es que vas tan guapa por la vida
llenando de tu incienso mis aceras,
trayéndome, de vuelta, en tu mirada
cada sitio en el que fui feliz…

© Copyright – Messieral | Luis Eduardo – Poesía
Ciudad de Guatemala 07/04/2016

Muchas gracias por tus ojos y por estar,
para leer más de mis poemas visita mi sección: Poesía

 

Cada Sitio en el que fui Feliz por Messieral

Messieral Podcast

La Hora de Hacernos Bien

Entre tus manos viviré mejor
y aunque ahora lejos descansas;
sé que me lees y que sabes de amor,
de la promesa que eterniza a la palabra…

Y al recorrer tu cuerpo desnudo podré
cumplir en la vida todo lo que quise ser,
al entusiasmarme en tu sexo acudiré
al milagro precioso que siempre esperé.

Porque ya se ha creado el momento preciso
en el que encontrarnos llegará a suceder,
ya se ha pactado entre los paisajes divinos
la hora de mi suerte, la hora de hacernos bien.

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 23 de marzo de 2,018

Descifrarte

Cuando eras apenas un sueño
y te idolatraba como el que más;
cuando soñaba contigo
y eras mi primer amor al despertar…

Todo estaba bien,
eras tan bonita
y yo te era fiel;
aunque no eras mía.

Que pena despertar,
que pena conquistarte,
que pena descifrar;
que pena descifrarte.

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 24 de marzo de 2,018