Origen, Linaje o Raíz

Oscuridad,
filme repetido
en la escena peor.

Casualidad,
hombre arrepentido
al sentir el dolor.

Oscuridad,
filme mal entendido
y su falta de amor.

Casualidad,
hombre sin hijos
meciendo el motor.

Estirpe de horas perdidas,
noche fría como un talismán
que devora la santa codicia.

Estirpe de almas parecidas
programación artificial
que esconde tus heridas…

Oscuridad, casualidad,
origen, linaje o raíz.

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 17 de noviembre de 2,017

Anuncios

Ahora que se te inundan las calles y que tus muertos siguen llenando páginas en los diarios; sigues siendo la destinataria de mis utópicos versos y te escribo cartas para que las acerque el viento a tus manos, para que sepas que a pesar de la oscuridad siempre conservaremos un poco de luz para esos momentos tan inciertos…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 6 de octubre de 2,017

Cuando las Luces Se Van a Apagar

Así empiezan las cosas más bellas
a precipitar su huida, cuando no se pueden quedar;
de la misma manera en la que tu lágrima
empieza a nacer en el borde de tu ojo de mar.

Y ya sé que no saber besar,
que tiemblan tus miedos,
que no tienes ganas de amar;
y ya sé que no sabes gritar
que tiemblan tus duelos,
que tienes ganas de soltar.

Pero sueltas la vida
cuando sueltas mi mano
y empiezas un nuevo ciclo lunar;
arrancas las hojas
del mismo otoño cansado
y no hay vocación cuando se pierde el afán.

Así empiezan las cosas más bellas
a precipitar su caída, cuando las luces se van a apagar;
de la misma manera en la que tu cálida lluvia
se hunde en su propio dolor y comienza a sangrar…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 5 de septiembre de 2,017

Amarte y Amar lo que te Odia

Me gusta el silencio y no escucharte,
adivinar lo que dices cuando ya es muy tarde;
me gusta pensar en las lágrimas que te atormentan,
en tu cuerpo recorrido por las lunas que te llaman.

Me gusta el vacío y no encontrarte
en el espacio perdido de mi nombre;
me gusta escuchar el llanto que a ti te abarca
y reírme a escondidas de nuestras palabras.

Me gusta amarte y amar lo que te odia,
me gusta no hacerte el amor en madrugada;
me gusta el horror que despeina tu mirada
y la estrella sin luz que te ilumina la espalda.

Me gusta no ser tuyo y arroparte,
jugar a las escondidas con tus guantes;
me gusta ser tu dueño y abandonarte,
cantar a la mañana tus desastres;
pues ya desnuda tiendes a no recordar
los minutos exquisitos que te suelen amenazar…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 21 de agosto de 2,017

Sabores

Yo veo como flotan
todos lo sabores de la muerte,
todo es tan artificial,
se ha escapado mi buena suerte.

Y no intento escribir,
yo no quiero decir;
pero aún así nacen los cristales
que conducen las palabras a las sienes.

Empieza a doler tanta poesía,
pues sin amor el alma se enfría;
sigue doliendo la poca literatura
que el presente simula en su partitura.

Y ahora dime en qué idioma están hablando los milagros,
intento comprender y no comprendo uno sólo de sus escenarios.

Yo veo como flotan
todos los sabores de la muerte,
todo es tan artificial,
se ha escapado mi abril de la suerte…

Cámaras portada, insolucionable,
que no habrá privacidad para quien no se salve.

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 30 de abril de 2,017

Salut

Alma triste e incivilizada,
herida sobre piel de amapola,
quisiera alcanzar tu tormento
pero gime y esconde su mano en alerta.

El terror es un vicio bonito
que ahora guardas en tu corolario,
es el susto otra forma de irse
o es tu risa de estrella marcando,
porque he visto ese gusto silente
en cosmopolitas perennes de arcilla.

Espero un buen rayo esta vez
baje acariciando tu ventana,
ojalá que estalle en mil pedazos
y sonrías al entender sus encargos,
sin tener mucho más que agregar,
que expectante sepas perdonar
toda falta de cortesía ambigua
que te quiera la noche obsequiar…

Así iremos adelante con la pesadilla,
tú pensando en detalles de boda,
yo pensando ojalá que su amiga, algún día, sea mía,
correrás a los brazos del primero,
del segundo y tercero y del cuarto
que te digan que esto es poesía.

Yo veré desde lejos tu estruendo
cuando rompas tus puños macizos
en la puerta buscando mi abrazo
y no quede más que un tonto erizo
que te guarde tus nuevas conquistas, por siglos.

No te asustes si digo tu nombre
mientras más lejos estoy del cielo,
es tan sólo un adorno del tiempo
en el que ya no me esmeraré al cuidarte,
ya verás que nunca es suficiente
si se paga tan sólo un poquito,
de ese daño que antes se hizo,
hace falta que duela ahora mismo
cada paso marcando el camino…

—Salut.

©Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 13/08/2016

 

Balada Romántica On The Rocks

Ella soñaba con ser la musa de alguien,
ser el primer acorde para un cantautor
o talvés ese verso mejor de un poeta,
la mañana y rocío de un anacoreta…

Todos los días se vestía diferente,
disfrazada caminaba por toda la ciudad,
cruzaba un puente, se encerraba en catedral,
perfumaba su oleaje con ganas de encajar.

Se llamaba con otros nombres,
el suyo, creía, no bastaba para conquistar,
la corteza de sus piernas escondía en un rosal,
imantaba lo ficticio con tan poca tempestad.

La encontró un día un cantautor,
a su oído él cantó las canciones más hermosas,
todo acabó en una balada tan romántica on the rocks,
la llamaba inspiración, diosa de claros cometas,
dulce niña de sus sueños y perfecta cadencia de mar…

Se llenaba el alma de sus besos, de su tacto el cuerpo entero,
de su aire el despertar, de su corazón un mundo nuevo,
de sus ganas tantos retos y de sus disfraces todo el amor…

Inevitablemente, inefectivos sus intentos de esconderse
detrás de tantas cosas que no era, le condenaron,
una noche apareció su verdadera imagen, su color,
su llanto, su sonrisa, su mentira, su verdad, su oscuridad.

No bastaba para el cantautor lo que ella era,
lo que hacía, intentaba, lo que ella le decía,
él se encerró en una habitación para no escucharla más,
enamorado y estafado se puso a llorar,
enamorado y deshabitado se puso a temblar…

Se ha quedado sola, ahora no quiere ser musa de alguien más,
sólo de él y lo ha perdido, lo ha dejado marchar, en tempestad,
no volverá y ella no puede pensar en recuperar lo que conquistó
siendo una versión distinta de lo que ella es y vale en realidad…

Espera el milagro que nos aguarda a todos,
espera que el viento se lleve su mala suerte,
que él vuelva arrobado por su gracia y por su piel,
a pesar, de que sabe que es posible, que él no quiera volver…

Hoy la hace llorar una balada romántica que escuchó
en un vídeo por televisión, en la que el cantante explicaba
como las mentiras y disfraces estrellan, contra las rocas de hielo, al amor…

Luis Eduardo (Messieral)
Ciudad de Guatemala 27/03/2016

Muchas gracias por estar y por sus ojos.
Para leer más de mis poemas visita Poesías.

Estoy iniciando mi comunidad en Redes Sociales.
Si te interesa acompañarme, adelante y muchas gracias:

Facebook
Twitter
Instagram