Clave de Fa

Todas las canciones de mi vida,
todos los colores de la música en mí
tienen un nuevo don desde que estás;
desde que estás conmigo estás aquí…

Porque los significados
y todos los momentos
se reinician con tu sonrisa,
todo vuelve a suceder de prisa;
pero esta vez es a tu lado,
arropado por tus labios
que conmigo están cantando.

Y vuelvo a memorizar tus notas,
me pierdo en tus acordes mayores;
siente mi corazón tus manos devotas
creando un arpegio que hace olvidar otros pormenores…

Porque eres tan hermosa,
la clave de Fa extendida
sobre el pentagrama
que tracé para ti en mi cama;
en la melodía de mi gargánta
que te llama y que te nombra
como nombra un grito de esperanza
a la más bella de todas las mañanas.

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 4 de octubre de 2,017

Les Haremos el Amor

Estaban escondidos detrás del telón,
se amaban pero no necesitaban voz,
se conocieron una tarde de febrero y no,
no se olvidan ese primer beso bajo pasarela,
paso doble de ornamenta, finge el cielo una tormenta
y un volcán explosionando la ceniza de ciruelas.

Estaban cerca y se tomaron de la mano del amor,
se llenaban de besos las mañanas, daban gracias al sabor
de mil antorchas blanquecinas de uva verde y cielos mares,
entre malabares, de la calle de la amargura, vociferaban su alegría
de cerquita con un beso que no escuchaba nadie más.

Y un día él se sumergió en su propio interior,
allí en su corazón encontró un diente de león,
sopló tan fuerte y cada trozo que voló,
juró que volvería un día para fabricar la más hermosa flor.

Apretó el tallo sin flor y entre un libro de Metafísica lo guardó,
se llenó los bolsillos de Idealismo y también de Focault,
era tan contradictorio cada paso, pero se sentía amado,
era tan contradictorio su pasado, pero se sentía esperado.

Y ella volvió un día con una canción, aquí esta nuestra flor, escucha,
por cada trozo que voló, he escrito una nota en mi pentagrama
y es música que nadie podrá jamás escuchar, pero tú y yo
la vamos a cantar a diario, la vamos a llenar de llanto y de emoción,
no violaremos más las reglas, por esta vez, les haremos el amor…

Luis Eduardo (Messieral)
Ciudad de Guatemala 27/05/2016

Pentagrama de Zafiro y Obsidiana (My Beautiful Fire Dancer)

En mi pentagrama sólo tú bailas,
en el sonido de doce mil monedas
golpeando fuertemente las aceras,
en el sonido agitado de las conservas,
en el canto de los niños africanos,
en el silbato que anuncia el medio tiempo,
en el grito de la vida que ahora empieza
suenas tú cuando en la aurora tu sonrisa desperezas…

En la lluvia mojando la tierra,
en el recuerdo de mi hámster
corriendo, sin fin, en su esfera,
en la risa apacible de mi abuela
y en la esmeralda que fabricó
aquella hermosa y sensual gitana,
ahí suenas tú y sueño contigo,
amanecemos la canción de la vereda
que guía con su cuerpo al abecedario
que abanica en versos los restos de la pena.

Me tomo fuerte de tu mano y al chasquido
de tus nudillos deshidratados corrijo,
mi fuerza ha de ser sólo para amarte,
yo no quiero desarmarte, que por mi casa pasaste,
traías entre las manos un pastel de naranjas,
la dulzura de su sabor cual si fuera tu piel desnuda en calma
y vi tus manos fundirse con la piel de la Magdalena,
me sentí todo un Dios bendito por tu belleza, ya sabes,
en el juego de palabras la verdad es la que manda.

En mi pentagrama sólo tú cantas,
con esa voz de zafiro y obsidiana,
en mi pentagrama eres la clave de Sol renovada,
el alma corazonado de mi cantata renovada.

Yo te canto con el pecho erguido
y los pulmones llenos de sonidos,
yo te canto con las notas de mi olivo,
granadillas sabrosas son tus alegrías,
y tus pies en vaivén al ritmo mi sinapsis,
perderte yo creo que sería hundirme en comillos,
perderte yo creo que sería llenarme de heridas
y sabotear mi universo, puesto que perderte apocalipsis sería…

//And we don´t want to cause chaos tonight
my beautiful fire dancer, we don´t want…//

En mí pentagrama sólo tú bailas
con esa mirada de zafiro y obsidiana,
eres los versos mejores de mi abecedario
y en lenguaje de señas un corazón entre mis manos, colmado.

Luis Eduardo (Messieral)
Ciudad de Guatemala 11/05/2016