El Dios del Lamento

Después de cenar
el Dios del lamento
dejó de llorar,
sintióse contento;
y quiso volver a entrar
en el más allá
con su traje
canalla de sueños…

Y quiso más
pero al final
su purpurea
línea horizontal
soltó sus dos manos,
cayó en los tejados
del más triste hogar.

Sintió el final.

Porque aquella pobreza
era tan ajena
del resto del mundo
y del dulce mirar
de otros dioses profundos
que siempre callaban
cuando el mundo se empezaba a quebrar…

Sintió su final.

Y quiso más
pero al final
su purpurea
herida mortal
comenzó a sangrar…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 24 de septiembre de 2,017

Anuncios

Tonight The Juggle and The Clown!

Te conocí con el maquillaje sobre la cara, reías, por dentro llorabas, había una pena besándote el alma y unas cuantas espinas rompiéndote con tormento. Me quitaba el sombrero al verte actuar, eras el mejor clown de toda la puta ciudad, me quitaba los miedos, un rato, con tu forma de hablar, me quitaban tristeza tus gracias y verte animar.

Una infancia perdida en humo de crack, por cada rincón de tus venas quedaba el recuerdo del ice, quién iba a ti a contarte lo que era la vida, si ya habías nacido y muerto en la misma, nada te sorprendía y durante tu adolescencia comías del suelo los restos del plato de Dios, te reías mientras le mentías a las personas contando una desgracia fingida, a cambio de algunas monedas, sabías muy bien que tu desgracia era peor, pero no te daba la gana impresionar de más, ni que sintieran una lástima total, así que aminorabas la pena actuando con el maquillaje pero sin antifaz.

Seguir leyendo “Tonight The Juggle and The Clown!”