El Fragmento de tu Nombre

Por las lunas orientales que me rozan al nombrarte,
veinte besos pagaría al altar en que me esperes
y una boda celebrando el encuentro de una tarde,
una en que el amor habló más fuerte que el paisaje.

Por los soles estelares que yo beso al contemplarte,
ciento treinta vidas nuevas de colores semejantes
y una antorcha ardiendo fuerte sin pasados desafiantes,
hoy una estrella menguante nos regala otro instante
porque dentro de ti, justo ahí, está mi alma contento,
porque dentro de ti, justo en ti, está mi mejor consuelo.

Millonésimas de segundo nos señalan horizontes
y de mi pluma sólo brota el fragmento de tu nombre,
tan sutil el sortilegio que me cocina los versos,
es un vocablo sin sentido que hoy recobra los portentos
y te abrazaré como un vals la fe, y te besaré
con un beso que te salve de la historia que no fue.

Soy el príncipe de tu verbo impresionante,
el amante que no buscaste en los rincones de la tarde,
un camino de migajas que te pierde y te devuelve,
al momento impreciso en que abarcabas el semblante
tan vivaz y glorioso de la espuma que bebiste en cada sauce.

Y los soles orientales, y las lunas de saturno,
se conjugan en un beso que te guardo extramuros,
por los cielos clandestinos yo te grabo las constantes
rosas blancas que alimentan el amor de dos amantes
y una lluvia blanquecina que nos moje piel y enjambre,
una espina florecida del rincón que aguarda el aire,
yo te quiero con dulzura, con furor de manantiales,
a tus pies el mundo entero, a tu piel todos los sables,
ser la sal que hay en tu arena y que en Troya lluevan mares,
de esa lluvia que nos riega y nos cambia firmes planes.

Yo te quiero con locura, mi amuleto es tu perraje,
beso lento y recorro con mis labios cada parte
del tatuaje que en tu vientre yo marqué como indeleble,
eres mía y el silencio de la noche es nuestra historia sin finales,
yo te quiero con dulzura y valentía necesaria para amantes.

Porque amar es arte.

Luis Eduardo (Messieral)
Ciudad de Guatemala 19/05/2016

En mi cabeza: ¿Y si aquella vez hubiese cambiado la historia una lluvia torrencial en Troya?

Anuncios

Si no te he podido olvidar, es porque eras como azúcar sustituyendo la sal en mi mano tras un primer shot de tequila…

Nubes de Cometas y de Sal

Las cigarras le cantan a la hermosura
y si existe la hermosura está en tu respiración,
el sol no quiso aportar su calor, incluso hoy nevó,
si no van tus pasos por debajo no hace falta sol.

Duerme bonita y no me olvides, duerme tranquila,
sueña con cada instante de amor entre tú y yo,
con ese abrazo lleno y justo del día de tu graduación,
no le cedas paso a las pesadillas, vístete de un mejor color
y vuelve a despertar cuando estés lista que aquí te espero yo…

Sonríe si me escuchas, dale las señales a quien duda,
dime que el descanso es necesario después de tanto amor
y yo diré que no, pero aún así voy a arroparte, a escribirte otra canción,
la susurraré en tu pecho antes de cerrar mis ojos y decir: Buenas noches mi único amor.

Mañana ya despertaré y tú seguirás dormida, con mi mano peinaré tu vida
para sostenerla y que no mengue ni un rayito de tu crisálida amarilla,
mañana ya me vestiré y tú descansarás, no sentirás el beso suavecito que daré,
inundaré mis ojos con agua de aquel mes, sentado y en silencio aquí yo aguardaré.

Quisiera que escucharas, de mis labios la verdad, eres lo más bonito que pude conquistar,
quisiera que echaran abajo toda la ciudad, que el estruendo fuera tal que pudiera despertar
a mi princesa hermosa que respira despacito, entre nubes de cometas y de sal.

Descansa en ese coma profundo
de toda esta realidad que a mí me mata,
pero no te rindas y despierta esa sonrisa [cuando quieras]
que me llena, que me nutre, que me salva…

© Copyright – Messieral | Luis Eduardo – Poesía
Ciudad de Guatemala 07/04/2016

Muchas gracias por tus ojos y por estar,
para leer más de mis poemas visita mi sección: Poesía

Postales

Eres mi lugar favorito del mundo,
no sé si te das cuenta de lo que escribo,
en realidad no conozco todo el mundo
y aún así me siento, de ese verso, tan seguro…

Eres la playa y la arena, la roca de mi firmeza,
el paisaje favorito para descansar mi naturaleza
intranquila, de oleaje y sentir, intensa volátil.

Seguir leyendo “Postales”