Sin Despertar

Somos un verso
escrito con el perdón
que guardan las plumas,
de un fugaz batallón
de luces taciturnas.

Así como es el mar
de enigmático,
así somos al hablar,
sin instintos trágicos;
el porvenir de la esencia
de un mal amor
también se celebra
si hubo temblor
y algo se queda…

Como una parte de la espuma
de aquella cerveza
que nos vio crecer;
así como un vals a la luz de la luna
en aquella certeza
que nos hará envejecer;
así de indómitos
son nuestros nudos,
«veremos si alguien
se atreve a venirlos
a desatar.»

Porque nos ata
el noviembre infinito,
las cuatro veces que dije «lo siento»
y aquel tormento
de tu mañana
sin despertar.

©MESSIERAL | messieral.com
Ciudad de Guatemala 23 de enero de 2,017

Anuncios