Sin tu Andar

Verso primero, un ángel guardián,
calles repletas de inciertos;
cuadros prestados, herida dulce y mortal
en la calle de los arrebatos.

No ha cambiado tanto el mundo
desde que tú no estás,
no ha cambiado tanto, es duro,
desde que tú no vas…

Verso segundo, un ángel diminuto,
avenidas vacías de cuerpos cansados,
círculos extraños, cura agria y fatal
en el rastro de los suicidas milagros.

No ha cambiado tanto el barrio
desde que tú no estás,
no ha cambiado tanto, en cambio,
es más solitario sin tu andar…

©®MESSIERAL | messieral.com
Ciudad de Guatemala  24 de febrero de 2,017