Te Preciso

Te preciso como el redentor a su lucha
y el cansancio a su tregua,
como precisa la sal de un paladar
y la hendidura a su sana caricia.

Te preciso como el silencio a su boca
y la respuesta a su antinomia…

Te preciso a cada hora
y te recuerdo en cada palabra;
en cada historia y cada mañana
en la que desaparezco a la vera
de tu recuerdo y su alabanza…

©®MESSIERAL | messieral.com
Ciudad de Guatemala 14 de marzo de 2,017