El Silencio que Hay que Soportar

Soledad, caída atemporal de una lágrima,
necesidad, toda la transitoria calamidad…

Y tú…

Vas con el viento sin mirarme más.

Y yo…

Aún con ganas de huir de tu mano princesa de cristal.

Soledad, cada átomo herido de una lágrima,
complicidad, con todo el silencio que hay que soportar…

Y tú…

Vas como el viento sin mirarme más.

Y yo…

Aún con ganas de poder escapar…

©®MESSIERAL | messieral.com
Ciudad de Guatemala 28 de marzo de 2,017

Anuncios

A Través de tus Ojos

Tú has hecho tuya mi historia,
tú has besado la boca a mi amor,
tú también sostuviste a mi hijo en tus brazos
mientras su mirada te prometía un futuro mejor.

Tu caminaste a mi lado por el infierno,
observaste mi salvación y mis cielos,
tú también contemplaste el lago más bello del mundo
mientras ella decía que detenerse era opción.

A ti te hicieron llorar mis temores,
te escribieron una canción sin honores,
te afinaron en Sol mayor cuando en realidad
tu nota predilecta siempre ha sido Fa.

Tú has saboreado el sazón histrión de mi madre,
la exquisitez que fabrica mi abuela,
tú has tirado las cuerdas de mi vida
y junto a mí construiste cada poesía.

Tú también recuerdas el mejor de mis besos,
la historia de amor siempre suelo recordar,
tú eres parte de cada nombre imborrable
que por medio de versos permito que hablen.

Tú has hecho tuyas mis ascuas,
tú das sentido a los versos que escribo,
tú eres parte de mis poemas que narran
a través de tus ojos palabras como sueños.

©MESSIERAL | messieral.com
Ciudad de Guatemala 19 de enero de 2,017


DEDICADO A TODOS Y TODAS USTEDES QUE ME LEEN. GRACIAS POR ESTAR.

Adorarte

Tratando de entender
la vida y sus conceptos,
con besos de entretiempo
y presagios que nunca creeremos;
me encuentro una respuesta
que amaina mis tristezas.

Quizás no he sido bueno
y me he enredado en los excesos
de cuerpos femeninos
que me entregaron sus mejores momentos.

Y entre tanto que camino
voy desempañando las ventanas
a través de las que observo,
del universo, tantas llamas;
tú estás siempre tan hermosa
y yo siempre tan enamorado
de tu sonrisa que se me antoja,
como a mis manos el abecedario.

Si hay un motivo por el que vivir;
por el que llorar sin predecir
que son de fuego, ardiendo lento,
la vida y todos sus espejos;
es el que me indica a todos vientos
que mi espacio es en el que quepan mis versos
y mi mayor ventura la que me ate con hermosos lazos
al privilegio tan excelso de cada noche
en la que pueda contemplarte y adorarte…

©MESSIERAL | messieral.com
Ciudad de Guatemala 18 de enero de 2,017

 

Frente a la Hoja en Blanco

Frente a la hoja en blanco
soy la tinta desparramada sin problemas,
una canción con falsete, al borde del desgarro,
con agallas buscando la cura de mi tristeza.

Porque la vida ha golpeado fuerte esta vez,
su juego de piernas sin duda perdió estilo
pero me ha puesto contra las cuerdas como puedes ver.

Es cuestión de tiempo, de recuperar el anhelo,
de seguir golpeando hasta que duela o deje de doler,
porque no es la herida lo que duele sino el tiempo,
el tiempo que se pierde frente a este mareo de entretiempo.

Soy tinta desparramada también por tu piel,
no dudes en pensarme si acaso empieza a arder.

Y seguir, la vida siempre sigue, nada es tan grave,
nada es suficiente, muere y verás que nada es diferente,
esta noche no llueve, pero mañana seguro que amanece
y aunque me queje de ti y te deje, es mejor olvidar tu incipiente
forma de amar, que a la de la mayoría de la gente, no es tan diferente…

Quiero decir que la hoja en blanco siempre has sido tú.

©MESSIERAL | messieral.com
Ciudad de Guatemala 18 de noviembre de 2016

Se Parece Mucho a Ti

Viniendo del más frío invierno
me fue tan sencillo enamorarme
de la más pura de las primaveras,
identificar de todas las estrellas esa primera,
el guardarropa predilecto de un epígrafe
y aquel callejón con destino a tus certezas.

Te juro que nunca vi a otra mujer
tan mía y a la vez tan de nadie…

En la búsqueda de tus tesoros
descubrí tus secretos en contornos
que auguraban un nuevo beso silente,
esa sensación de aniversario que termina,
noches impregnadas del perfume de caricia
que aprendí tan lentamente susurrándote una vida.

Y ahora el azul tiene un efecto secundario en mí,
aún me cuesta confesarle a cualquiera
que para mí ese color son tus dos ojos,
como antorchas e inciensos ardiendo una noche de abril
comenzando una fogata junto al lago, a su hilera,
adentrándonos en el terreno vivo de sus sueños claros.

No nos enseñaron a escapar,
siempre nos dejaron avanzar,
si te queda un poco de cordura
nunca olvides que yo aguardo a las cinco,
menos cuarto y con dos pizcas de un te quiero,
por un milagro que en mis versos
se parece mucho a ti…

©MESSIERAL | messieral.com
Ciudad de Guatemala 02/09/2016


Faltan 8 Días.png




Caricia de Gota

Verte sonreír, algunas mañanas durante la semana,
olvidar así el agobio, la pena que imantaba
todo ese mal genio y el desprecio por lo sentido,
verte sonreír, recuperar la esperanza de que existe vida fuera de mi mundo,
en otros milagros que han llegado contigo, sin aspavientos ni ruidos.

Sentir que el alma flota si delante tú apareces,
no existe explicación para algunas cosas de la vida
porque en realidad las explicaciones no hacen falta
cuando el corazón se abstiene de melancolía.

Yo no quiero forzar la buena suerte que me traes,
pero un beso tuyo bastará para conservarla,
no es que no tenga modales de caballero
pero a estas alturas ya he sido delatado por el ademán
enamorado de mi mirada, de este buen enredo.

Quiero conocer tu lado preferido de un roce,
el silencio que siempre te grita esas voces,
la sonrisa y la belleza que no se te quita pasada la media noche,
todas esas historias que te trajeron a este lugar en que estamos,
todos esos momentos que te hicieron perder la respiración
y saber si acaso nuestra primera vista fue uno de ellos,
como lo ha sido para mí, dicho para no herir al secreto.

Creo que te esperaba, te reservaba
la platea única a mi mejor historia,
creo con una palabra un comienzo,
algo personal entre tu juventud y elegancia,
con mis manos desdibujando la absenta consentida al hada.

Puedes llevarte todos los besos que quieras,
de mi boca a tus colmenas perfectas,
que no opongo resistencia a salvaciones de buena mañana,
que no opongo resistencia a tan hermosas alforjas de entraña.

Porque tú y nadie más, antes o después,
eres la caricia de gota impactando mi centro,
creando menester de inundaciones
en la reivindicación de mi cuerpo. Y de este momento.

©MESSIERAL | messieral.com
Ciudad de Guatemala 29/07/2016

Tarde de Julio en Aerosol

Yo le hice el amor a tu diciembre,
tú el mío mejor con toda tu albura,
me gusta pensar que esto es algo
que ninguno de los dos, hasta el momento, ha olvidado.

Te vi caminar por la plaza,
esta tarde de julio en aerosol,
te vi presumir esa sombra descalza
que alguna vez dejó sus huellas marcadas
y sus verdades, a mi colchón, tatuadas.

Será que enloquecimos totalmente,
qué haces tú caminando al otro lado de mi acera,
si aún conservo estas manos para protegerte
y el frío en el alma que tan sólo tú abrigabas.

Me viste tranquilo pero tan solo,
esta tarde de julio en aerosol,
sonreíste al reconocer el acierto
que ambos dejamos al lado del mundo,
resignados a vivir en silencio,
pero que aún nos late firme en el centro del corazón…

Y es que está a un cruce de cebra el amor,
no importa si pasaron los años y los errores,
al ver tus ojos he entendido tu significado
y tú al verme has comprendido que tu significado sigo siendo yo…

©MESSIERAL | Poesía
Ciudad de Guatemala 17/07/2016


CONTACTO & REDES
messieral.com
E-mail: luiseduardo.messieral@gmail.com
Facebook | Twitter | 
Instagram | Tumblr | Youtube


El Jardín al que Juramos Todo Amor

Con el rojo del semáforo
se detuvo el viento y su adrenalina,
ahí estabas tú, me fue difícil reconocer
a la diosa que recordaba, ahora con ropa encima,
con los colores de la ciudad y restos de aquel encanto.

Tus uñas no iban pintadas esta vez,
de aquel escarlata que nunca olvidé,
pero la sonrisa era más amplia, más fresca,
como alma renacida de manzana
y quise recordar el aroma aquel que me idiotizaba
pero fue imposible entre tanta nueva sensatez,
entre tanta gente, entre tantas calles sin ayer.

No estuve dispuesto a perderme tu mirada,
esta vez no quise poner en tus manos más flores,
si acaso las semillas, para que veas un jardín crecer,
porque aunque el tiempo pasó llevándose todo lo que tuvimos,
aún te conserva aquel resplandor de excelsos sonidos
y sé perfectamente bien que me rendiría a tu amor
si no lo hubiese perdido entre tanta batalla, entre tanto colchón.

Pero quizás pueda ser tu semilla
y tú los climas para verme crecer,
para hacer latir de nuevo mi motor,
lleno de aquellos engranajes necios,
de aquel cielo de estrellas en fuego rojo
y las constelaciones de incordias desde otra canción.

Quizás veamos juntos resurgir el jardín,
al que juramos todo amor…

©MESSIERAL | Poesía
Ciudad de Guatemala 15/07/2016

Si a mi Lado Despertaras Tú

Regresa y cubre tus pasos con la misma nieve
que está dejando caer la soledad de mis besos.

He visto un sol de color azul
traer la imagen de tu sonrisa
a las ventanas del abedul,
he visto el llanto de un ángel
en la copa en que serví
el vino que preferías sentir.

Pero no estabas y aunque aún me amas
sé que no sé cuándo vendrás a la ciudad,
otro país te está abrazando las ganas
y tu inteligencia no sabe de frenos,
de municiones, de tristes recuerdos.

Cada mensaje tuyo es un nuevo misil
que impacta a las ciudades indefensas
de mi casi extinto y obsoleto candil,
pero no tiene que importarte este estado
en el que ahora podrás descubrirme,
aunque ahora duela cada paso y cada luz,
el amor podría despertar si a mi lado despertaras tú.

Llora en Brujas si es que queda intacta la poción
y no olvides encantarme sin cambiar la posición,
porque he visto a los quetzales que hiciste libres
derramar lágrimas en nombre de tu ausencia,
será nuestro invierno o será la ruda incerteza.

Regresa y borra las huellas que dejaste por el mundo,
descansa entre mis brazos, que no existan otros muros,
regresa y aléjate del pasado con fiereza, del momento
en el que la luna te sedujo en otras dulces tierras…

©MESSIERAL | Poesía
Ciudad de Guatemala 09/07/2016

A tus Pasos sus Comparsas

Fuego subrayado en el nido del corazón,
la tristeza no está diseñada para mí,
un verso graduado en coma cuatro de etanol.

La lluvia no era el llanto de Dios,
ardía en la tierra de la que broté
y por la injusticia de lenguas bífidas
es recurrente afirmar nuestra inocencia,
decir que nuestro miedo no retrocede
pero se percata de las salidas de emergencia.

Y correrán los tigres por el centro de la ciudad
que diseñaron para mí, con terca crueldad,
morderán las pieles póstumas de mis decepciones,
dicen que hay un mundo para artistas y canciones,
dicen que pasa la pasa en sus arrugas arrogante,
yo creo que si me escondo será menos perpleja
tu mirada fija en mi olvido tan distante y diferencial.

Ojala que las penas no muten en más rabia.

-Ojala que no se presente a tus pasos mi venganza.

Tú llora una alabanza tenue y de reconciliación,
que hay palabras que no dicen nada, con razón,
tiembla un poquito si se acerca esa palabra que dice mucho,
que hiere un cielo pero dice la verdad, por favor.

Ojala que las fieras no muten en venganza.

-Ojala que no se presenten a tus pasos sus comparsas.

©MESSIERAL | Poesía
Ciudad de Guatemala 06/07/2016


CONTACTO
E-mail: luiseduardo.messieral@gmail.com

 


Facebook | Twitter | 
Instagram | Tumblr | Youtube


Escribirte es Como Herirme las Manos

Dormirme en tu cuerpo con la pesadilla de siempre,
un paseo por la luna sin la gravedad de este presente
que esconde bajo tu ropa interior tan malos porcentajes
y me obliga a recordar a quién eras hace ya varios martes.

Yo ya no sonrío si te veo pasar frente a mí,
si te quitas lo guapa para convertirte en mariposa,
ya no me encojo de hombros si tienes que irte,
algo dentro me avisa con tiempo: Esta ya no es tu historia.

Tus pechos sólo me recuerdan que hubo unos más sinceros,
tus piernas en flaqueza me hacen añorar las que me dieron fortaleza
y no sé cómo decirte que escribirte es como herirme las manos
con el filo de un incendio que me llueve al centro y a los lados.

Me río de mí y otra vez caigo en tu juego divertido
que consiste en prometer y no cumplir, en repetir y repetir,
repetir la mentira y el engaño tantas veces sin huir,
con la oblea entre las manos jugar a la tontuela faquir
y yo sin saber por qué motivo incierto sigo aquí.

Si tú ni me conoces, si tú ni lo sabes,
ni día, ni hora, ni segundo en que dejé de amarte.

MESSIERAL
Ciudad de Guatemala 10/06/2016

De un Sólo Caramelo

Una gota de sangre se ha diluido
en el té de arándanos que bebí,
voces cansadas anuncian diluvio
y no era que tú estabas aquí…

El día transcurre, como pies
evitando sentir el ardor de la brasas
al caminar sobre ellas sin red,
todo es un circo sin personajes,
los payasos lloran sin sus bailarinas,
será que si me besas se irá esta sed.

No tener claro ni tu propio apellido,
seguir adelante según indique el camino
y sin dudar entregar todas tus ansias de apetito
a cambio de un sólo caramelo, que dura en la boca un ratito.

MESSIERAL
Ciudad de Guatemala 09/06/2016

Diciendo por Sentir #5: No Sólo de Amor

Yo quisiera hacerte entender que el amor en sí mismo no es suficiente, que todo cuanto lo conforma, lo habita, lo sana, lo reta y lo protege es necesario también. No sólo de amor está hecho el ser humano, tú sabrás entender…

Luis Eduardo (Messieral)
Ciudad de Guatemala 21/05/2016

Pentagrama de Zafiro y Obsidiana (My Beautiful Fire Dancer)

En mi pentagrama sólo tú bailas,
en el sonido de doce mil monedas
golpeando fuertemente las aceras,
en el sonido agitado de las conservas,
en el canto de los niños africanos,
en el silbato que anuncia el medio tiempo,
en el grito de la vida que ahora empieza
suenas tú cuando en la aurora tu sonrisa desperezas…

En la lluvia mojando la tierra,
en el recuerdo de mi hámster
corriendo, sin fin, en su esfera,
en la risa apacible de mi abuela
y en la esmeralda que fabricó
aquella hermosa y sensual gitana,
ahí suenas tú y sueño contigo,
amanecemos la canción de la vereda
que guía con su cuerpo al abecedario
que abanica en versos los restos de la pena.

Me tomo fuerte de tu mano y al chasquido
de tus nudillos deshidratados corrijo,
mi fuerza ha de ser sólo para amarte,
yo no quiero desarmarte, que por mi casa pasaste,
traías entre las manos un pastel de naranjas,
la dulzura de su sabor cual si fuera tu piel desnuda en calma
y vi tus manos fundirse con la piel de la Magdalena,
me sentí todo un Dios bendito por tu belleza, ya sabes,
en el juego de palabras la verdad es la que manda.

En mi pentagrama sólo tú cantas,
con esa voz de zafiro y obsidiana,
en mi pentagrama eres la clave de Sol renovada,
el alma corazonado de mi cantata renovada.

Yo te canto con el pecho erguido
y los pulmones llenos de sonidos,
yo te canto con las notas de mi olivo,
granadillas sabrosas son tus alegrías,
y tus pies en vaivén al ritmo mi sinapsis,
perderte yo creo que sería hundirme en comillos,
perderte yo creo que sería llenarme de heridas
y sabotear mi universo, puesto que perderte apocalipsis sería…

//And we don´t want to cause chaos tonight
my beautiful fire dancer, we don´t want…//

En mí pentagrama sólo tú bailas
con esa mirada de zafiro y obsidiana,
eres los versos mejores de mi abecedario
y en lenguaje de señas un corazón entre mis manos, colmado.

Luis Eduardo (Messieral)
Ciudad de Guatemala 11/05/2016