Me Haces Perder el Tiempo

Me haces perder el tiempo
y la paciencia, y las ganas;
no hay ruido más incierto
que el de alguien a medias,
que el de alguien abierto
dejando salir las fieras.

Y no sé por qué razones,
pero siempre voy a preferir
a mujeres llenas de acciones
y no de intenciones o ganas de mentir.

Así que anuncio que a ti,
ya me da igual si lo entiendes,
te voy a quitar lo que te di;
porque no es cierto lo importante
fuera del espacio del sentir;
sólo cuando no se siente suficiente
y te entran las ganas de fingir.

Me haces perder el tiempo,
me haces perder la razón;
yo no quise en mi tablero
damas para entretenerme el corazón;
ya hace mucho que la reina pasó por aquí
y no pudo quedarse, y así toca vivir.

Y no sé por qué motivos
intento quererte más,
si ya sé que mis caminos
te es tan fácil abandonar;
y no sé por qué motivos
intento quererte igual,
si sé bien que los puentes oníricos
jamás son lo mismo que la verdad.

Así que anuncio que a ti,
aunque no lo entiendas,
no te querré hasta morir;
madura en mí una venganza a secas
que humedece sus dos labios con, y sin,
ganas de enfrentarte cara a cara,
princesa —Porque la verdad, ya no me muero por ti.

Que te cuiden las tumbas de los muertos
y las minucias que quieras coleccionar,
para mí todo es parte de tu mismo juego
y tengo cosas más importantes que abrazar.

Pero sé, que la verdad,
me haces perder mi tiempo
porque ahora no te lo hace alguien más;
pero sé que la verdad, conmigo,
has sido la más furcia, más-que-más…

Me haces perder el tiempo,
me haces perder las ganas
y dicen que allí en lo incierto
reside la venganza;
que tiene otro cuerpo,
que tiene otra cara
y sabe de lealtad, a beso entero,
sin abandonar lo que más ama…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 23 de agosto de 2,017

Anuncios

Boicot

¿Quién detiene esta caída artificial?,
¿Quién calma los deseos de venganza?;
¿Quien guarda el corazón de la tempestad?,
¿Quién reanima los signos vitales de mi palabra?

Yo no era de papel, ni tú de brisa,
ni yo verano hermoso, ni tu hortaliza;
ella no era de cartón, ni él de alambre
y en sus manos merodeaban los amarres.

Tantas mentiras, tanto dolor,
licor a la herida y mal humor,
pasado imperfecto, nación sin color
y yo aquí odiando tanto este boicot.

¿Quién detiene esta herida mortal?,
¿Quién calma los deseos de venganza?;
¿Quién guarda el corazón de la soledad?,
¿Quién reanima los signos vitales de mi palabra?;
si todo fue una trampa, una emboscada
disfrazada de amor pero sin el alma.

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 18 de junio de 2,017

A tus Pasos sus Comparsas

Fuego subrayado en el nido del corazón,
la tristeza no está diseñada para mí,
un verso graduado en coma cuatro de etanol.

La lluvia no era el llanto de Dios,
ardía en la tierra de la que broté
y por la injusticia de lenguas bífidas
es recurrente afirmar nuestra inocencia,
decir que nuestro miedo no retrocede
pero se percata de las salidas de emergencia.

Y correrán los tigres por el centro de la ciudad
que diseñaron para mí, con terca crueldad,
morderán las pieles póstumas de mis decepciones,
dicen que hay un mundo para artistas y canciones,
dicen que pasa la pasa en sus arrugas arrogante,
yo creo que si me escondo será menos perpleja
tu mirada fija en mi olvido tan distante y diferencial.

Ojala que las penas no muten en más rabia.

-Ojala que no se presente a tus pasos mi venganza.

Tú llora una alabanza tenue y de reconciliación,
que hay palabras que no dicen nada, con razón,
tiembla un poquito si se acerca esa palabra que dice mucho,
que hiere un cielo pero dice la verdad, por favor.

Ojala que las fieras no muten en venganza.

-Ojala que no se presenten a tus pasos sus comparsas.

©MESSIERAL | Poesía
Ciudad de Guatemala 06/07/2016


CONTACTO
E-mail: luiseduardo.messieral@gmail.com

 


Facebook | Twitter | 
Instagram | Tumblr | Youtube


Horizonte Presente

El horizonte está desganado,
le desgranaron la esperanza,
siente entre su cuerpo sorbo intacto
y una herida en su cruel balanza.

Las gaviotas yacen muertas
a la sombra del llanto de mar,
es tarde y saber gran cosa
no nos otorgará un mejor final.

Baila suavemente el rizo de las veces
en que incienso humeante elevó mi mente,
porque hay un presente que defender,
el pasado y el futuro están heridos de muerte.

Y no me beses si no eres suficiente,
no te entregues al azar independiente
de la zona predilecta que te hiere,
sueña y lucha, ya no me molestes,
si vas a amarme ama, si vas a mentir vete,
porque hay una sombra a la luz de la tarde
que no deja de rondar mi cabeza, que es fuerte,
y que no se desvanece por culpa del esmalte
que tú misma utilizaste para decorarle.

Deja que llueva amargura un catorce de febrero,
aprieta fuerte las sábanas con cada embestida
porque no pienso detenerme si me cedes este vuelo.

Además, es necesario que sepas, de antemano,
que hay un presente en el que me importa defenderte,
nuestro pasado y nuestro futuro están condenados a muerte.

Deja que bese tus labios y que cobre mi venganza,
con amor inagotable e incansable sobre las llamas,
deja que te ame a mi manera, con mis verdades,
no conviertas en tonterías las razones
que encontré una vez para amarte…

MESSIERAL
Ciudad de Guatemala 07/06/2016

Criaturitas

Son criaturitas bellas que murieron de hambre una vez,
esta vez no tienen hambre, sed de venganza las mueve,
te llevaste el dinero, el pan y el café, les negaste y condenaste,
señor ex presidente ya empieza a temer, cuidado le van a morder.

Su piel será la leña eterna que arda en su fogata,
marshmallows a tentempié, quizás un gramo de ayer,
esta vez no tienen hambre, sed de venganza las mueve,
son criaturitas hermosas y a toda costa le van a morder.

Te llevaste su dinero, su pan y su fe,
señor ex presidente ya empieza a temer,
cuidado le van a comer, a escupir y a encender,
una muerte no será suficiente por miles,
la cárcel no es bastante castigo para usted…

Y es que son criaturitas tan bonitas
que murieron de hambre una vez,
se quieren vengar, se escuchan retumbos de
cada paso que se acerca con sed, con mucha sed,
porque ya no tienen hambre, sed de venganza ahora es…

MESSIERAL
Ciudad de Guatemala 05/06/2016

Gelassenheit

Recuerdo años atrás, la manera tan vil en que quisiste acabar conmigo, llevarme al abismo de la desesperación para que aparcaran en mí dos demonios, uno de sal persignada en adagios de muerte, otro de clarividentes ojos de infierno imprudente.

Me viste sangrar en el suelo, me viste herido de muerte, talvés, pero la sangre fría brotó de mi herida, congeló tu mundo, erizando hasta el último rincón de tu piel… Y hoy te arrepientes de ver al fénix con sangre de cristal resurgir de sus cenizas. Todo este tiempo fue para mí, el instante mejor para no dejarte vivir en paz. Y pagarás con tu vida subnormal por todo el daño causado, no callarán tu llanto y tus labios en tortura fatal, desearán tan cerca los míos, tan cerca para que les puedan curar…

Pero un ejército de copos de nieve se ha levantado en tu contra, hoy se ha firmado la guerra con armas de escarcha, afiladas y frías como tu lengua. Hoy el comandante es tödliche Eis y tu fortuna es el purgatorio de invierno. Que te carcoman el alma hemisferios hambrientos de dolor, que tus mentiras pagaron de antemano el precio para que tuvieras el peor final.

Y un ejército de copos de nieve se ha levantado a mi favor, hoy he firmado la guerra y tu mundo no volverá a sentir el calor, ni el amor, ni belleza afín. Con armas de escarcha verás caer los muros de tu falso imperio, de tu falsa seguridad y de tus malos sentimientos, en un procedimiento malevo y cruel.

Ya no me mires así, azul se va ciñendo tu piel y no te hace lucir más guapa, ya no me mires así, es divertido y no me sé concentrar totalmente. Una bomba de tiempo instalada en tu corazón, cuando comience la cuenta atrás no se va a detener, será el recuerdo de tu alma, todo el hielo del mundo, incluso el que cubre aquel viejo glaciar, del que te hablé una vez en la cama, después de rozar el fuego de las estrellas. Ya no pronuncies mi nombre, la próxima vez tus labios van a congelarse y te arrepentirás de llamarme… Porque…

Meine Kühle ist das Produkt meiner Wunde.

© Copyright – Messieral | Luis Eduardo – Historias en Ascuas
Ciudad de Guatemala 07/03/2016