28

Tan cerca del número de la muerte
con tantas ganas de vivir por siempre,
tan lleno de la gracia de las letras
que impacientes nutren la belleza.

Dolor y amargura
en las pestañas de mi fortuna,
en los besos venideros
de un lugar que merecemos.

Tan cerca del número de la vida
con tantas ganas de latir de muerte,
tan vacío de la ira de las guerras
que inoportunas nutren la torpeza.

Amor de claro de luna
en contacto con la platea futura,
como un silencio curandero
capaz de sanar el pasado y sus infiernos.

28 como un estigma de luz,
como la espera más cautivadora del azul;
28 como un presagio del sur
que me han prometido los años a trasluz…

Tan cerca de la vida y del amor,
tan lejos de la muerte y de su honor.

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 17 de noviembre de 2,017

Anuncios

Personal

Seguramente me viste caminar por tu acera
cuando la hoja de un otoño acarició esa silueta,
esa que habla del amor de tu vida marchándose
sin volver la vista y sin querer volver.

Seguramente fui la tercera cuarta parte
de la última lágrima que derramaste
por esa ausencia que, a día de hoy,
te sigue estrujando levemente el corazón.

Y así, en un verso me acerqué a tu vida personal,
sin verte, te vi golpeando el cristal, incinerando el candil;
y así, en un poema me hice parte de tu historia personal,
sin verte, te vi besando aquel mar, desactivando el fusil.

Sin verte, te vi amando a un fantasma, hace unos años, en un abril
que anunciaba mi nombre, esas noches en las que te viste sonreír;
sin verte, te vi odiando a un fantasma hace unos meses, en bella lid
con el corazón que te besa las manos y que aún seduce tu alma que entra al salir…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 4 de noviembre 2,017

Entre todas las cosas bonitas, recuerdo tus manos que no sabían jurar; de los pocos años en los que hubiese querido quedarme por siempre a vivir, sin duda, mi favorito es aquel en el que te pude vivir a ti…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 18 de octubre de 2,017

Todo lo Que Tú No te Amas

Hay ángeles que tienen las manos muy frías,
sonrisas que se apagan con la luz del medio día
y nadie entiende nada, nadie entiende por qué,
yo no concibo poder soportar dolor más grande.

Es muy frío el aroma de la muerte,
es muy viernes el frío de ese aroma
y la verdad el luto no tiene suerte,
y ni la suerte tanta vida en sus estrofas.

A mí sólo me queda confiar en ti,
amarte todo lo que tú no te amas
y ser la fuerza que necesitas para sonreír…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 6 de octubre de 2,017

Revancha y Desquite

Siempre hay algo peor,
siempre hay alguien más triste,
siempre hay una canción
que mejor te desviste.

Y siempre hay algo mejor,
siempre hay alguien que insiste,
siempre queda un poema
de versos sutiles.

Siempre hay algo peor,
siempre hay seres más ruines,
siempre son descubiertos secretos
que tú nunca cediste.

Y siempre hay algo mejor,
siempre hay un mejor escondite,
siempre hay vida después del dolor
y revancha después del desquite…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 18 de septiembre de 2,017


ERA-01
Visita: messieral.com

Disponible en Google Play


Al igual que el mejor poeta del mundo,
un día, el miedo también sintió ganas de reír;
y fue tal el agravio del cielo
que no hubo otro remedio que empezar a latir…

Y fue tal el agravio del cielo
que no hubo otro remedio que volverlo a escribir.

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 16 de septiembre de 2,017

Arrebatos de Candombe

Más temprano que tarde
aprendí que los besos con hambre
saben a lo que saben las manos
cuando necesitadas de calor
se acercan temerosas
al borde de los labios que enmudecen,
quizás no aprendí a aprenderme
ni los nombres, ni los cuerpos,
de culpables e inclementes
arrebatos de candombe
naciendo de bocas extrañas,
ajenas, como el alma
que nos fue obsequiada;
por la vida, por el arte,
por la herida, por la tarde
o por el aire.

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 11 de septiembre de 2,017

Cuando las Luces Se Van a Apagar

Así empiezan las cosas más bellas
a precipitar su huida, cuando no se pueden quedar;
de la misma manera en la que tu lágrima
empieza a nacer en el borde de tu ojo de mar.

Y ya sé que no saber besar,
que tiemblan tus miedos,
que no tienes ganas de amar;
y ya sé que no sabes gritar
que tiemblan tus duelos,
que tienes ganas de soltar.

Pero sueltas la vida
cuando sueltas mi mano
y empiezas un nuevo ciclo lunar;
arrancas las hojas
del mismo otoño cansado
y no hay vocación cuando se pierde el afán.

Así empiezan las cosas más bellas
a precipitar su caída, cuando las luces se van a apagar;
de la misma manera en la que tu cálida lluvia
se hunde en su propio dolor y comienza a sangrar…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 5 de septiembre de 2,017

Una Especie de Arte con Ganas de Amor Físico Nuclear…

La vida me sentenció a muerte
desde el día mismo en que nací
y no soy capaz de detenerme
porque no sé cuánto tiempo estaré aquí.

Y veo las siluetas oscuras
como luces eternas multicolor,
confundiendo los colores a secas
por el daltonismo que ahora me tocó.

Sangro una especie de arte
con ganas de amor físico nuclear,
muerdo sus labios al besarte
y eso que nunca te he visto llorar.

Pero puedo girar con el mundo
o en sentido contrario, y anticipar,
que todo lo escrito es profundo,
que tu corazón tiene ganas de estar.

Pero puedo rimar con tus muslos
mis hermosos ojos oscuros,
el veneno que escala los muros con ganas de entrar
y cada amuleto en que habite tu singular forma de adivinar.

La vida me sentenció a muerte
desde el mismo día en que nací
y yo me sentencié a una vida que trasciende
desde el mismo día en el que empecé a escribir…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 2 de septiembre de 2,017

De Noche y Ciudad…

De aquella boca que besó
recordaba poco más que ese sabor,
a cocaína cuando ya se oculta el sol,
y cada noche repetía, con la misma triste voz:

—Tanto he vivido y a la vez tan poco,
tanto he sufrido y a la vez de más;
tanto bueno he sido y a la vez tan loco,
tan malo he sido y a la vez superficial.

No podía recordar número exacto
de veces que entregado al tacto
desvistió a otra estrella sin pensarlo;
no sabía saborear el duelo intacto
de la muerte de la juventud dentro de un vaso…

Pero sabía muy bien, de luces errantes y de andén,
de mágico tiempo enredado en las piernas del ayer:

—Tanto he mentido y a la vez tan poco,
tanto he amado y a la vez de más;
tanto he caído y sin saber cómo
en labios perdidos de noche y ciudad…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 31 de agosto de 2,017

Ocho Siglos de Amor (Primer Último Adiós)

Flota despacio la vida
y la mirada se llena de ardor,
gira a destiempo la prisa
desde que ya no nos funciona el rencor.

Tengo un beso lleno de miedos,
que no sabe si entiendes de amor,
un color de memorias y cielos
que siguen eternizando tu voz.

Y tengo también una corazonada
que siempre dibuja tu cuerpo al nacer,
un motivo para respetar tu mirada
y ochos siglos de amor que te prometí cada amanecer…

Flota despacio la vida
y la mirada se llena de ilusión,
gira con exactitud la recaída
que nos libera de aquel primer último adiós.

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 30 de agosto de 2,017

Poéticamente Incorrecto

Poéticamente incorrecto
como no maldecir al ex presidente
por hacer de esta primavera invierno;
como no decirte, nena, no me importa cuánto dure,
después de esta noche, no hagas planes con mis sueños.

Poéticamente incorrecto
como no morderte los labios cuando te beso,
como no contar a los niños la historia del mar muerto;
como jurarte amor eterno
ahora que la marea indecisa no entiende tu juego
y se detiene a contemplarte con el gesto serio.

Poéticamente incorrecto
como no cantar a los orgasmos de la luna,
como no cuidarme de tus recovecos
y del sabor de tu piel desnuda.

Poéticamente incorrecto
como querer salvarte de mis artes primero
y después dejarte a la intemperie con un recuerdo
que se parezca a mí pero con menos hielo.

Poéticamente incorrecto
como malos poetas publicados,
como novelistas descorazonados
y el canto de tu sexo
tan lejos del arte de mi amor indefenso…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 26 de agosto de 2,017

Amarte y Amar lo que te Odia

Me gusta el silencio y no escucharte,
adivinar lo que dices cuando ya es muy tarde;
me gusta pensar en las lágrimas que te atormentan,
en tu cuerpo recorrido por las lunas que te llaman.

Me gusta el vacío y no encontrarte
en el espacio perdido de mi nombre;
me gusta escuchar el llanto que a ti te abarca
y reírme a escondidas de nuestras palabras.

Me gusta amarte y amar lo que te odia,
me gusta no hacerte el amor en madrugada;
me gusta el horror que despeina tu mirada
y la estrella sin luz que te ilumina la espalda.

Me gusta no ser tuyo y arroparte,
jugar a las escondidas con tus guantes;
me gusta ser tu dueño y abandonarte,
cantar a la mañana tus desastres;
pues ya desnuda tiendes a no recordar
los minutos exquisitos que te suelen amenazar…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 21 de agosto de 2,017