Para Amarte

Yo te amo siempre
aunque a veces parece
que aparece otra gente;
yo te amo casi siempre
porque a veces uno siente
que no es delito pensar diferente.

Y deliro gritando tu nombre,
acariciando tu pálido amor,
me ensimismo en mis manos de noche
como un susurro del corazón.

Porque para amarte
a mí no se me cansa la voz…

©®Mesieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 13 de junio de 2,017

Anuncios

En la Ciudad de la Canción

En la ciudad de la canción
se marchan a dormir las luces
y abren las puertas del bar
más hermoso de toda la estación;
llueven, despacio, los ocres
misteriosos del amar,
cuando amar nace del canto de una voz.

El diafragma comprime ese grito
que ha nacido del centro de ti,
es sublime el temblor florecido
de la ruptura de lo humano y lo divino;
celeste siempre es el cristal
a través del que me miras pasar,
yo no quería la soledad
y estando solo fue que te aprendí a extrañar.

Mírame a los ojos si olvidas el mar
y besa despacio los hilos del solar
en el que escondes tus embarcaciones
por el miedo a naufragar;
mírame a los labios si olvidas la ciudad
y roza sin prisas los caminos de coral
en los que el alma exhibe sus emociones,
todas ellas, al cantar…

©MESSIERAL | messieral.com
Ciudad de Guatemala 9 de febrero de 2,017

Mi Puerto Inicial

Es tan duro volver a escribir tu nombre en papel,
cristalizar cada letra con tinta que hiere su piel
y cada vez que el horizonte deletrea cada nube,
es posible que piense en ti mi buen desastre de octubre.

No es posible olvidar una voz que besa tan bien,
ni esos pechos dulces que encajaban a tono
con la oscuridad necesaria para tu timidez,
lloverán aguas un poco más claras, nueces para mi calabaza,
yo no pienso quitarme del pecho el sabor exquisito de tu mirada.

Es tan duro volver a firmar cartas para ti,
cuando sé que no voy a enviarte una sola,
esperaré intranquilo el instante feliz
en el que vuelva a abrazarme a tu dulce costa.

Pero puede el porte de la luna cantarte
el verso apagado de mi voz que se ha ido a dormir,
los mismos besos de aquella cruel noche,
cometa sanando el dolor celestial,
inocente y bonita, serena y amante,
divinura esmeralda, mi puerto inicial…

©MESSIERAL | Poesía
Ciudad de Guatemala 12/07/2016

Diciendo por Sentir #24: Entregarte el Corazón

Y no me jures que este mundo ya no tiene salvación, si aún cobija el mismo fuego los rincones de tu voz…

Yo no tengo más esperanza en esta salvación pero vengo aquí a entregarte el corazón.

MESSIERAL
Ciudad de Guatemala 23/06/2016

Sus Mares Nevados de Italia

Con besos de autor y drogas de diseño,
me he quedado tan feliz pensando
en la sonrisa que una vez me visitó
y el cetro en la mano que me concedió,
pero al abrir la puerta una triste sinfonía,
con rosas y tertulias del sabor de un mal día.

Se llamaba tan bonito que no se me ha olvidado,
esa vez en la que le prometí que no me atrevería,
a conocer a alguien que tuviera un nombre más bonito que el suyo.

No supo qué decir tras el primer trago,
con ella no hacía falta un mal momento,
ni sentir en la boca el sabor amargo,
su amor era a piel y cincel, buen presagio,
su ternura de un poema del que sigo contagiado.

Ojala al descolgar el teléfono sonara su voz
y una orquesta iluminara su pronto regreso,
sus manos de lluvia y sus mares nevados de Italia…

MESSIERAL
Ciudad de Guatemala 15/06/2016

Diciendo por Sentir # 22: La Única Extensión de mi Piel

Te regalaría las cuerdas de la guitarra, en la que dejaste un beso escondido, te regalaría mi voz y todas mis canciones si a caso volvieras con tu espíritu de revolución a salvarme de este desastre atroz que me inventé…

Eres el único milagro que aún espero, la única extensión de mi piel en la que podría descifrar mi rastro…

MESSIERAL
Ciudad de Guatemala 14/06/2016

Diciendo por Sentir #19: Al Misterio de tu Amor

Pero al misterio de tu amor, atípico y sustancial, es a dónde pertenezco, por siempre, por ahora o tan sólo por un momento más, sin que el tiempo tenga que importar.

Para ti este trocito de mi voz…

MESSIERAL
Ciudad de Guatemala 06/06/2016

Diciendo por Sentir #18: Tú no Eres un Recuerdo

Esos besos, los mejores que probé, esa noche y la ducha que tomaste  a la mañana siguiente no son recuerdos, tú no eres un recuerdo, aún tengo en mi voz pegadita tu boca y su lengua, aún conservo el aroma fresco de tu piel y esas fotos bajo el sol de aquel lunes a orillas del lago y tu miedo a navegar…

MESSIERAL
Ciudad de Guatemala 04/06/2016

Que no Tiene Fin mi Fin de Amarte

Quítate la ropa, está muy claro,
esta noche quiero más de tus manos,
quiero romper los cristales que me atan,
llorar de tanto amor y de tanta voz.

Quítame la vida, guardala en ti,
vuela de mi mano inconsecuente,
llora de tanta esclavitud sin fin,
de tanto amor poco transparente.

Revela mis secretos en las calles,
di que te amo como a los mares,
que no tiene fin mi fin de amarte.

Luis Eduardo (Messieral)
Ciudad de Guatemala 31/05/2016

Les Haremos el Amor

Estaban escondidos detrás del telón,
se amaban pero no necesitaban voz,
se conocieron una tarde de febrero y no,
no se olvidan ese primer beso bajo pasarela,
paso doble de ornamenta, finge el cielo una tormenta
y un volcán explosionando la ceniza de ciruelas.

Estaban cerca y se tomaron de la mano del amor,
se llenaban de besos las mañanas, daban gracias al sabor
de mil antorchas blanquecinas de uva verde y cielos mares,
entre malabares, de la calle de la amargura, vociferaban su alegría
de cerquita con un beso que no escuchaba nadie más.

Y un día él se sumergió en su propio interior,
allí en su corazón encontró un diente de león,
sopló tan fuerte y cada trozo que voló,
juró que volvería un día para fabricar la más hermosa flor.

Apretó el tallo sin flor y entre un libro de Metafísica lo guardó,
se llenó los bolsillos de Idealismo y también de Focault,
era tan contradictorio cada paso, pero se sentía amado,
era tan contradictorio su pasado, pero se sentía esperado.

Y ella volvió un día con una canción, aquí esta nuestra flor, escucha,
por cada trozo que voló, he escrito una nota en mi pentagrama
y es música que nadie podrá jamás escuchar, pero tú y yo
la vamos a cantar a diario, la vamos a llenar de llanto y de emoción,
no violaremos más las reglas, por esta vez, les haremos el amor…

Luis Eduardo (Messieral)
Ciudad de Guatemala 27/05/2016

Diciendo por sentir #10: Un Amor

Hay un amor en tu silueta, que cada vez que le recuerdas viste de playa cada idea, grita con voz dulce a lo lejos que esto sólo empieza, que todo ha sido bello, que las mañanas de los lunes no podrán contigo, que te dejó una sonrisa en la cartera para ocasiones especiales y un universo de abrazos para las desilusiones y todos los males…

Luis Eduardo (Messieral)
Ciudad de Guatemala 26/05/2016

Con una Historia que Nunca Acabó…

Baila despacio, en círculos sobre mi pecho,
descubre el augurio latente de amor que envolví,
sueña con una historia que nunca acabó,
que siempre empezaba en abril a reír.

Lléname de besos como hace algunos años,
siéntate en el pasto y déjame reconocerte,
no tengas miedo de las tardes, que quiero amarte,
vuelve con cada verano intenso de armonías,
hermosas como aquella uñita de gato que tanto querías.

No me olvides del todo, cuando llega el cumpleaños
de aquel cielo que hicimos tan nuestro, me vuelvo a preguntar
por qué terminamos, si ahora mismo no veo
una razón suficiente para no amarte como antes del vaho.

Vuelve a llover en agosto para mí,
enséñame el diciembre en que me hiciste tan feliz,
escucha al oído el susurro perfecto de mi voz,
vuelve a sonreír con esa hermosura divina y turrón
porque estas tardes de ahora son muy insoportables sin vos.

Dame el collar de reservas, muestra el exacto yin yang, entrevuela,
gústame al momento del primero de los besos, que el segundo sabía mejor,
lluéveme otra vez en agosto, cautívame siempre en abril,
guárdate restos de enero por si un diciembre me empiezo a morir…

Luis Eduardo (Messieral)
Ciudad de Guatemala 30/04/2016

Poetas tan Tristes como una Canción

Quirófano inmerso en su depresión,
aquí habitamos heridos sin sol,
poetas tan tristes como una canción
que abuela cantaba con gotas de voz…

La tristeza que yo siento
es una lanza afilada
que atraviesa certera mi idea,
un trapecio con manos heridas,
el infinito bajo los pies del constructor,
si escribimos al desconcierto: Demolición.

Todos aquí esperan el procedimiento,
nos van a extirpar la mala estrella,
que la sustituyan por un mejor honor,
todos aquí esperan el procedimiento
nos van a instalar el encanto de una ciruela,
que ella sustituya tanta mala neura…

De niños nos prometieron amor y no hubo,
nos justificaron violencia con educación,
los juguetes fueron un pasatiempo para no llorar,
quizás si volvemos los pasos logremos consolar
a esos recuerdos que dentro se quieren sanar…

Quirófano inmerso en su depresión,
aquí habitamos heridos sin sol,
poetas tan tristes como una canción
que madre cantaba con gotas de adiós…

Luis Eduardo (Messieral)
Ciudad de Guatemala 30/04/2016

Doce mil no me olvides, suéñame tú…

Pasé bajo tu balcón, no es usual que una chica,
con el sabor de tus labios, se fije en mí cuando camino,
porque parezco tan distraído, tan ensimismado y frío,
porque parezco solo y sin principio, solo y precipicio.

Pero ahí estaban tus ojos observándome los pasos
y en tu camino pintaba, ya, un trazo de color romántico,
un clarinero de azules ramas y algunas noches a la luz de lo incierto.

Me llevaste a los pasillos de tu cuerpo, me ganaste con besos de tu tierra,
las historias más bellas las contaban tus cicatrices por las que viajé,
un minúsculo defecto en tu forma de mentir y dos besos al aire para mí,
un jardín de premura, cuatro años de sombras por ocho de felicidad
y es así, como gasto la vida amándo tu sombra particular, tu hermosura,
tus terribles ataques de celos, tu mala costumbre y tus mejillas de pan.

Me llevaste de la mano hasta el cansancio, te inundaste con sal de mi mirada
y recuerdo, muy bien recuerdo, ese verso secreto con tu letra en mi comenzar,
un regalo de amor para un ciego, un te voy a amar para siempre en un alma,
cinco formas distintas de volverse mar y dos suspiros de niño agotado con ganas de más.

Así eres tú, así soy yo, mis pasos por delante de tu balcón, mi tacto en tu caricia,
una veintena de ideas para hacerte más feliz, doce mil no me olvides, suéñame tú,
un debate por la izquierda o la derecha del colchón y un mágico mundo de dos en tu voz.

Luis Eduardo (Messieral)
Ciudad de Guatemala 18/04/2016

Tus Latidos y tu Voz

Dime a los sorbos, con besos de amor,
si es el universo suficiente para los dos,
si hay manantiales de luz en tu corazón
o es que me lo habré imaginado yo…

Si es verdad que en tu risa mora un ángel,
mitad bueno, mitad terrible y que la mentira
es solamente una argucia que utiliza
para distraerme mientras observo tus mejillas.

Dime a los besos, con sorbos de amor
si es la vía láctea la ruta adecuada,
si hay misterios sin resolver en tus pupilas
o es que me lo pintó mi melancolía…

Si es verdad que tu lágrima la absorbe un sueño,
mitad real, mitad invento y que la perfección
es solamente un señuelo que utiliza
para llenarme el alma de tristeza y pena.

Dime con paciencia pero con sinceridad,
si existes en este mundo que no es real
o vienes de más lejos, de otro despertar,
si son tu voz y tus latidos, a mi encuentro,
el mejor sueño del que yo podría despertar
o si un castillo de palabras imprecisas
me hizo girar la vista para verte,
si acaso queda en aquel bar huella de tu ceniza
y en mi tintero esbozos de tu piel de niña…

Si es verdad que un ángel habita tu voz,
que sus señuelos son los dientes de tu risa,
si el infinito fue aquel minuto en que te amé.

Si es verdad que una canción habita tus latidos,
que sus argucias son los dedos junto a la guitarra,
si es el infinito aquel último beso que te di…

Luis Eduardo (Messieral)
Ciudad de Guatemala 16/04/2016