Think Tank Del Autor / Fuerza Interna Indeleble

Decidí iniciar una sección, en este Blog, llamada “Think Tank del Autor” porque la verdad es bastante difícil no tener un pensamiento o una idea sobre la que reflexionar a diario, aún en este mundo tan agitado. Será mi válvula de escape y espero lograr que se convierta en lo mismo para ustedes. En realidad será un espacio para compartirles mis ideas, inquietudes, dudas existenciales, gustos, opiniones, proyectos, reflexiones y todo cuanto se me ocurra recomendarles o invitarles a conocer,  sin demasiados preceptos, porque la verdad podría hablar de cualquier cosa que esté en mi mente o en mi corazón en el momento en el que empiece a redactar. Aunque también hay ciertos conocimientos que tengo a cerca de algunas cosas que me encantaría compartirles. Abrir un espacio de libre expresión, opinión, debate, recomendación de otros Blogs, intentaré recomendar un Blog por publicación con mi opinión al respecto. Incluso si alguien tiene un proyecto que esté emprendiendo y necesita que alguien corra la voz, no duden en avisarme. A quienes gusten bienvenidos y bienvenidas.

Hoy ante algo inesperado que me ocurrió iniciando la tarde y luego de deprimirme en aburrimiento por tener que estar en reposo, se presentó algo mucho más inesperado, un incendio a la cuadra próxima de mi casa, de inmediato todo el mundo, ya saben, se aglomeró, unos para ayudar, otros para ver a distancia que tantas llamas debían describir en la historia que exagerarían por la noche, a la hora de la cena reunidos con sus familias. En fin, me acerqué a la panadería que está al lado del inmueble que se incendió, hay una señora un poco mayor que conozco desde hace unos cuantos años y quería saber si estaba bien. Me dijeron que salió de allí a penas comenzó el incendio y que se encontraba bien. Mientras volvía a casa veía las caras de sorpresa de las personas, en ese momento nadie parecía estar tan estresado por sus problemas, más bien, estaban expectantes al trabajo de los bomberos. Llevando mi pensamiento fuera de mis propios problemas y frustración, y del altercado del inmueble incendiado, me he quedado pensando en esos rostros llenos de sorpresa, llamaron mucho mi atención, ya sé que dicen que sólo los niños se sorprenden por todo, pero la verdad es que quedamos personas adultas que aún nos sorprendemos por muchísimas cosas que nos ocurren a diario. Mi hijo Santiago está próximo a cumplir cuatro años y aunque tiene un leve autismo, es un niño que grita: ¡Wow! a cada rato porque todo lo sorprende y conocer algo nuevo para él es tan sublime. Hoy me encontré una foto de mi ex cuando era muy pequeña, unos ocho, nueve años de edad, y me he quedado pensando en lo que hacemos de nuestras vidas, y como impactamos en las en las de los demás, probablemente si nunca creciéramos  y si no tuviéramos malos ejemplos provenientes de malas conductas adultas, no nos juzgaríamos tanto, no nos haríamos tanto daño, no diríamos tantas mentiras, ni seríamos tan injustos. Yo con ella no tuve problemas nunca, fue hasta el final cuando las cosas se volvieron algo tensas pero, aunque nada terminó en nefastos términos como suelen ocurrir esas cosas, estoy consciente de que a veces nos olvidamos de que detrás de todas las personas que conocemos por la vida, hay un niño o niña vigentes o antiguos, que se sorprendían, que se reían con toda la boca aunque ahora no lo hagan, que hacían chistes de los que todo mundo se reía y que descubrían cosas o las inventaban, de las que incluso los adultos quedaban maravillados. Detrás de cada humano hay traumas y sapiencia que viene de la experiencia, pero también existe una parte indeleble de su centro, una parte incorruptible aunque se haya atrevido a corromperse en todo lo demás. Hoy, mi actual novia me contaba con un dejo de nostalgia y de otro de alegría que siendo muy pequeña ganó una carrera de bicicletas, a pesar de ser la más pequeña, recuerda cómo en su casa ese día la felicitaron por algo que no se trataba de la escuela, de las tareas y las ponderaciones académicas. A veces, desde la infancia nadie nos dice lo mucho que valemos o lo orgullosos que están de nosotros, algunos se deprimen por eso, otros comenzamos a sentimos auto suficientes y la opinión de todo mundo nos comienza a importar muy poco. Todos tenemos sueños, ilusiones, esperanzas, rencores, dolores, tristezas, pasiones, motivos, logros, derrotas, traumas, alegrías y emociones que nos conforman. Es tan importante que nos sigamos sorprendiendo de nuestros logros, con cada nueva etapa nos superamos, no importa si es en los errores, pero siempre nos superamos y es vital hacer de la vida algo disfrutable, no ser tan duros, para empezar, con nosotros mismos, hemos llegado hasta aquí soportando y viviendo lo que otros en nuestro lugar no hubieran soportado ni imaginar. Nadie llega tan lejos si no es para continuar, siempre te van a poner estándares y reglas, creo que ya es hora de empezar a romperlas, esos moldes duros de malas conciencias. En mi opinión, hay que seguir siempre adelante, si la etapa que sigue es equivocarnos más no importa, ya vendrá una etapa en la que nuestra fuerza interna indeleble, que nos acompaña desde niños, nos dará la fuerza que nos falta, para reivindicarnos y hacerlo mucho, mucho mejor.

Luis Eduardo (Messieral)
Ciudad de Guatemala 17/03/2016

El blog que recomiendo este día es el  de Sara Matos: Saragrafías,
desde que comencé a seguirla me ha sorprendido su manera de transmitir
con las palabras, esperemos que jamás deje de escribir porque hace mucho bien
a las letras. Éxitos y Bendiciones a todos y todas.

Anuncios

4 thoughts on “Think Tank Del Autor / Fuerza Interna Indeleble

  1. Que bonita y maravillosa tu iniciativa por querer compartir un poquito más de ti, de tu día a día y de la vida misma, que en esta comunidad de lectores nos hace tanto bien compartir nuestras vivencias con la esperanza de que quizá lo que podamos escribir sea la voz de los que callan. Por mi parte, te estaré eternamente agradecida por tu recibimiento, por tu apoyo y reconocimiento, es algo que no se espera pero que al final se convierte en una chispa que encenderá las luces de nuestro sendero. Me pone muy contenta de verdad, un abrazo grande 🙂 nunca dejes de escribir!

    Le gusta a 1 persona

  2. El mundo sería otra cosa si llegásemos a verlo con ojos inocentes, la vida es muy hermosa. Disfrutar de cada etapa es esencial, se aprende de todo aunque normalmente sea lo “malo” lo que nos ayuda a crece más. Olvidamos que somos seres pensantes, creadores de la realidad que vivimos y vamos juzgando y culpando a los demás por lo que nos sucede, cuando todo sería más fácil si fuésemos conscientes de nuestros actos y dejásemos de “otorgarle” al otro la responsabilidad de hacernos felices. Siempre vamos queriendo cambiar a los demás, cuando el cambio es interno y así poder extenderlo.

    Le gusta a 1 persona

    1. Estoy completamente de acuerdo contigo, cederle a otros la responsabilidad de hacernos felices no es una buena idea. Muchas Gracias por pasar a leer y por tu comentario tan reflexivo. 🙂

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s