Otro Catorce de Febrero

Las horas aumentan su peso
un poco más en soledad,
los recuerdos confabulan descontentos
un deseo para volver a comenzar
y la ciudad se burla con ojos de acero,
no calla el grito de su andar
ni en respeto al duelo que ahora toca soportar.

Y en soledad un catorce de febrero,
el segundo en la lista desde hace tanto tiempo;
y en soledad un día duro como el cuerpo
de cada uno de los vidrios que ahora nos rasgan los cielos.

Habrá sido esa morena de alma inquieta,
o la rubia que tanto pronunció sus glorias;
era aquella joven modelo de televisión
o la pequeña astronauta de buen corazón;
cuál de ellas no debí dejar marchar,
cuál de ellas, aquí, debiera estar.

Las canciones aumentan su ruido
mucho más en calamidad,
los sueños se amotinan cabizbajos
al centro de mi cama solitaria
y las sábanas se acurrucan al centro,
de mi pecho, por si logran abrigarme el corazón.

Y en soledad otro catorce de febrero,
otro dos, otro veintiocho, todo un mes
y otro mes, y otro, cada vez…

Habrá sido ese amor de la secundaria
o la idealización con la que una vez cené;
era la despistada y ardiente chica de crepé
o la artista con piel de hermosas obsidianas;
cuál de ellas no debí soltar,
cuál de ellas aún me extrañará…

Tantos nombres aumentan su distancia
mucho más en soledad,
tantos besos se desmaquillan de historias,
mucho más, al no poder despertar.

©MESSIERAL | messieral.com
Ciudad de Guatemala 14 de febrero de 2,017

Anuncios

2 thoughts on “Otro Catorce de Febrero

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s