Ídolos Rotos

El escritor se despierta rodeado de intensidad,
son los colores que mueven al mundo y a su realidad;
cantan una canción con bondades de sortilegio al andar
y algún cometa perdido que dejó su historia sumergida en el mar.

Y el mar le habla de una ciudad,
la ciudad muerde sus recuerdos de serenidad;
la serenidad es tormento si vuelve toda esa ansiedad,
la ansiedad grita como al comienzo con la voz del mar…

Ya no quiere sonetos de amor antes de ir a dormir,
ni soñarse maldito inmerso en un triste final;
ya no quiere poemas de muerte al transfigurar
una imagen de ídolos rotos que aún no se quieren consumir.

Y el mar le canta a una misma ciudad,
la ciudad adormece el alma de la serenidad;
la serenidad es desierto si no soportamos toda esa ansiedad,
la ansiedad grita como al comienzo con la rotura del mar.

©® MESSIERAL | messieral.com
Ciudad de Guatemala 29 de marzo de 2,017

Anuncios

3 thoughts on “Ídolos Rotos

  1. ¿Y será que el escritor pueda en el caos aprehender algo sobre el axismuto del cuerpo? En este relato es posible encontrar la experiencia del cuerpo para aprehender un proceso de expropiación del pensamiento, para encontrarse conscientemente y de forma cruel con la realidad que le acontece.

    Los verbos transmiten la intención del movimiento, apoyarse, estirarse, respirar, enfriarse, “sentir”, sentarse, callarse, crecerse, pararse, vestirse, estar, caminar, gesticular, sacudirse, permitirse, golpear, llorar. Si el escritor fluye en el proceso, su casa (el mar) no será un sitio de caos (angustia y ansiedad). Transfigurar (sacrificio) no es morir, es evolucionar (madurar y progresar)… aunque ciertamente es como la sensación de haberse arrastrado y luego volar (la oruga como símbolo), tu casa (el mar) se rompe. La ensoñación es algo nictomorfo (símbolos nocturnos), la oscuridad… en el proceso de transformación se pasa por un túnel o un puente que nos intimida… Por ahí anda la cosa, es mucho más fácil decirlo que vivirlo, por eso no todas la orugas elevan sus vuelos de mariposa. Me desagradan la gente creici… pero hago un esfuerzo con mi propia transformación. Abrazo y me gustó el poema, excelente dramatización.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s