Mi hora de Volar

Enumerábamos las gotas de lluvia
y apostábamos todo el oro a la más guapa;
nombrábamos las tardes una a una
y cuidábamos las causas sin palabras.

Porque a los besos supimos configurar
la luz de las estrellas para amar;
y amarte se convirtió en mi hora de volar,
de viajar a otros planetas, de encontrar la paz.

Ojalá que dónde sea que te encuentres sepas bien
que adorarte siempre fue una cuestión más importante que la piel…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 29 de mayo de 2,017

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s