El Roce Antiguo

Te extraño tanto
cuando nadie se parece a ti,
cuando las conversaciones
no son de ti, ni de mí.

Te extraño tanto
paseando a la intemperie
tan cerca de nuestro lago;
te extraño tanto
cuando el cansancio y su maridaje
con la marea me hacen tanto daño.

Te extraño tanto
cuando mis guías se han perdido
y no tengo a mano mis líneas, las de tus manos…

Te echo de menos
cuando te desvaneces entre los portales
que abren los sueños a un mundo necesario,
te echo de menos
cuando no te desvisto de distancia en mis lugares,
los lugares que hice tuyos para ser el único que llenara tu escenario.

Te extraño tanto
cuando mis guías se han perdido
y no tengo control de mi propio abecedario,
te extraño tanto
cuando mis guías se han marchado
y te extraño un poco más si pienso en el roce antiguo de tus veinticuatro años.

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 23 de noviembre de 2,017

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s