Interno

El niño interno que yo presumo
tiene pasado de tono profundo,
cuarenta voces a su alrededor
como estigmas de un mar desnudo.

El niño interno que yo protejo
tiene el color que da mi contorno,
el amargo sabor que en mi dolor
cobija un nombre que hoy extraño.

Y tiene en sus manos un cuento,
que muerde como dulce alimento,
de amor impertinente a sueldo…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 25 de febrero de 2,018

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s