Y No Ardas Tan Pronto…

Quítate la ropa y no ardas tan pronto,  
siempre fui capaz de aplazar el final.  

No sé cuándo vuelva a mí la fortuna  
de tu cuerpo y de tu beso de alta mar.  

No sé cuándo gire en mi favor este universo  
del que tú eres el más insólito percal. 

No sé cuándo vuelva a mí la fortuna  
de tu entrega femenina y de tu amor inaugural. 

Quítate la ropa y no ardas tan pronto,  
siempre fui capaz de concluir sin final… 

MESSIERAL



Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s