Trasaltar

No nos dirigíamos hacia ninguna parte
y aún así nos merecía aquel final,
aquel abrazo, aquella tarde, aquella paz…

No nos dirigíamos hacia ninguna parte
y aún así nos quedaría otra ciudad,
aquel mal trazo, aquellos martes y libertad.

No nos dirigíamos hacia ninguna parte
y aún así nos merecía un comenzar,
aquel contacto, aquellos mares, aquel estar.

Nueva Guatemala de la Asunción 5 de diciembre de 2,020
MESSIERAL

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s