A Merced

Era un espectáculo, como ningún otro,  
verle amanecer con el alma en los labios. 

Ser parte de lo que creaba con una sonrisa,  
ser el cómplice puntual de su fuego, a merced. 

Era un espectáculo, como ningún otro,  
verle merecer un milagro, un asombro,  
que conjugara su belleza con el arte de ser ella,  
de ser parte mía y parte del más silente viento… 

Era un espectáculo, como ningún otro,  
verle amanecer con el alma en los poros. 

Ser parte de lo que creaba, con su desnudez, sobre la arenisca; 
y ser el cómplice puntual de su celo, a merecer. 

Messieral Studio, febrero 2,021

Blog Oficial de Messieral

Era un espectáculo, como ningún otro,  
verle amanecer con el alma en los labios. 

A Merced / messieral.com / 2,021.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s