Mi Reino

Me has visto amar
y desangrarme sobre las palabras;
beber del mar
y garantizarte que éstas son mis hazañas.

Y seguir vivo, cantar con la voz quebrada,
llorar de tanta rabia, de ira sagrada;
y seguir cuerdo, versar con el verso herido
de amores, de calles y copas con vino tinto.

Me has visto ganar
y no celebrar por las mañanas;
lamer tu sal
e inmortalizarte entre la escarcha.

Y seguir vivo, clamar con la voz prestada,
desear con tantas ganas que lluevan las almas;
y seguir loco, armonizar con las rimas del tiempo
una caricia infinita que convierte al poema en mi reino…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 7 de septiembre de 2,017

Anuncios

«Seguir loco, armonizar con las rimas del tiempo una caricia infinita que convierte al poema en mi reino…» [Mi Reino por Messieral]

Anuncios
Anuncios

Sígueme en mis Redes Sociales

Les Vi Caminar, Andar, Resistir…

Ganar un espacio de reposo
entre tanta suerte de cartón,
es aventurase a otros ojos
y dedicar una mejor canción.

Poder sentir que la actualidad
no es paso firme de impotencia,
que algo podría llegar a cambiar
y volcar en mis manos la prudencia.

Porque, al final de cuentas,
estuve ausente tantos años,
me refugié en libros con estrellas
en los que no vi a mis hermanos.

Y fue tal el despertar de mi niño interior,
en un mundo con lutos y sin vergüenzas,
que al principio sentí amargo dolor
pero vi a todos caminando y me hice letra
capaz de renunciar a mi asilo solitario e incómodo;
les vi caminar, andar, resistir y ahora resisto a su vera…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 14 de noviembre de 2,017

Anuncios

«Y fue tal el despertar de mi niño interior, en un mundo con lutos y sin vergüenzas, que al principio sentí amargo dolor pero vi a todos caminando y me hice letra.» [Les Vi Caminar, Andar, Resistir… por Messieral]

Ocaso

Yo no tengo miedo a estar solo,
porque solo fue que escribí
tu nombre en los muros del asombro
y solo fue que te dije que sí.

Yo no tengo miedo a estar con otras,
porque con otras fue que aprendí a vivir
en este país de injustas penas
y con otras fue que aprendí a dormir.

Tendré en cuenta lo que me dices ahora
cuando el atardecer deje de traer la noche,
lloraré por tu ausencia si es que una memoria
me pide que de su vestido los botones abroche.

Pero nunca tendré miedo a estar solo
porque solo fue que te seguí
y que te hice el amor hasta el ocaso
la última tarde en que ya no quise saber más de ti.

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 29 de octubre de 2,017

Todo Primer Beso

Todo primer beso antiguo
desaparece de mi boca
cuando tú me besas,
por vez primera y en silencio.

No hay nada más bello
que el roce de tus labios,
sobre mi alma, ni consuelo
más puro que el sabor de tus besos.

Y así te vas ganando mi respeto,
mi noche soleada, mi éter sincero;
mi vida y el arte que guardé tanto tiempo
en secreto, en mi duelo, en mis versos…

Y así te vas ganando mi amuleto,
mi tarde madrugada, mi esencia de fuego;
mi amor y la parte de mi alma que he desprendido
en mis noches de insomnio forajido.

No hay nada más bello
que el roce de tus labios,
sobre mi alma, ni consuelo
más puro que el sabor de tus besos.

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 30 de septiembre de 2,017

El inicio de tu caricia es el paraíso inmenso, que promete las delicias de la vida, y el remanso de tu pecho el refugio predilecto de una historia que siempre irá a mí cosida…

Si me faltara tu caricia no habría mar para los veleros por las mañanas y por las noches cada pesadilla me abrazaría sabiendo todo lo que mi alma herida te extrañaría…

©MESSIERAL | messieral.com
Ciudad de Guatemala 24 de enero de 2,017

Suave Tentación

Sitio o confín,
ámbar que no acaba,
dulce carmín
y un beso para el alma.

Truco sin magia
en esta canción
que se canta en tardes cabizbajas;
suave tentación,
amuleto con trampa,
como las caricias de tus manos claras.

Si no te olvidé no fue por falta de, mía, voluntad,
es culpa de tu infame ternura que no me deja de hablar…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 29 de abril de 2,017

Los Amores que Empiezo

Me han invadido las ganas de irte a buscar,
la vida aquí no es nada fácil si tú no estás;
mis ascuas van agonizando sin fuerza,
la aurora sabe muy mal… Muy mal.Y los amores que empiezo me empiezan a matar.

Cuando tú estabas besabas mis labios
con aquellos besos de eternidad,
el dolor pasajero tan sólo era algo más;
yo no sé volver casi de ningún lugar
ahora que no estás
y los latidos guerreros de mi corazón
se han puesto a llorar.

Yo no entiendo la vida si tú no vuelves
a rescatarme del desastre que inventé,
ni comprendo la noche o el día sin tu nuevo atardecer.

Los amores que empiezo me empiezan a roer…

©MESSIERAL | messieral.com
Ciudad de Guatemala 29 de enero de 2,017

Publicado originalmente en www.facebook.com/messieral.


Abril 16

De segundas intenciones,
de tus manos y las mías;
de una guerra que despierta estando viva
y facturas no pagadas en vigilia;
parece que no se ha cansado el día…

Porque estamos más indignados que molestos
y más inquietos que, en estos meses, los cerezos;
aún así nos arrollan sin demasiada piedad,
nos atacan con sus armas y con toda su ansiedad;
si bajan nuestras caras, es importante que sepan
que no es por miedo, es para ver como sangran las piedras…

Porque otra vez es abril, mi abril,
el que con los años tanto he amado, en constancia,
y me lo quieren llenar de las manchas
que esparce esta cruel humanidad inhumana…

Yo te recuerdo canción,
labio, consuelo en bolero;
aún me late el corazón
cuando de noche te pienso
y este abril no parece ser cierto,
no se parece en nada a ese nuestro.

Todo lo que quedó atrás
tiene en sus manos los versos
que yo escribí para ti, para amar,
en el año de mis mejores anhelos.

De segundas intenciones,
de tus manos y las mías;
de una guerra que despierta estando viva
y facturas no pagadas en vigilia;
parece que se nos inunda la herida…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 16 de abril de 2,017

Los Veranos Suficientes

Puedo ver el futuro con sólo contemplar
sus pupilas sorprendidas al despertar,
nuevo horizonte necesario para avanzar
y no perder, de nuevo, el rastro de la estrella fugaz.

Puedo ver todo comienzo con tan sólo aproximar
el amor que le tengo a mis ganas de alcanzar
a vivir los años necesarios para poder caminar,
los veranos suficientes, a su lado, junto al mar…

Puedo ver mis fortalezas al remar,
por la vida delante de todo huracán,
tan sólo por verle feliz y por escucharle cantar,
tan sólo por verle reír y por escucharle hablar.

Puedo ver nacer los sonidos más bellos
en mi boca cuando describo sus ojos,
puedo ver derrumbarse, en mí, los rascacielos
por una sola palabra suya que conmueva mis comienzos…

Puedo ver todo comienzo con sólo aproximar
el amor que le tengo a mis ganas de respirar
durante los años necesarios para poder contemplar,
los veranos suficientes, a su lado, junto al mar…

©®MESSIERAL | messieral.com
Ciudad de Guatemala 25 de febrero de 2,017