Profecía

Puntual,
cesará la vida
cuando los territorios
de la muerte, que en mí duermen,
se despierten del letargo;
brutal,
caerá la mano
de cada sueño roto
en respuesta a los querubes
que se olvidaron de mis andamios.

Profecía,
1,2,3…

Yo
mismo
quiero…

Siete besos de dragón
y un alma en pena
descansando en una acera
que parezca habitación.

Cuatro niñas tan felices
en la piel de un precipicio
que no da paso al vacío
y sí a cada milagro que les ofreciste.

Dos huesos de la saciedad,
humo experto en regresar
porque de apariencia nunca estuvo hecho el mar…

Puntual,
caerá la tarde en que te amé
sobre los hombros excelsos
de otra chica que me ame
y que entienda mis pasos;
brutal,
caerá la espada de los tristes
impotentes de hojalata
esperando que las lluvias grises
no cercenen cada poro de sus caras…

Profecía,
4,5,6…

Puedes ver
en tu colmena
la vida florecer…

Como yo
vi el milagro
en tus ojos
aquel marzo silente
en el que te besé.

©®MESSIERAL | messieral.com
Ciudad de Guatemala 21 de febrero de 2,017

Anuncios

En la Simple Necesidad de un Beso

En la simple necesidad de un beso
una boca, en soledad, deletrea el deseo
de la compañía que súbitamente escasea,
así como la calma y el abrazo de epopeya;
soledad es el verso que se redacta
cuando tantas palabras, que no escapan,
se acumulan dentro como se acumula la sangre
dispuesta a desparramarse sobre los nudillos del desgaste.

En la simple necesidad de un beso,
de uno de sus besos, es tristeza el dilema de la tarde
porque duele la soledad pero más duele el frío
que va dañando, poco a poco, la herida que graba en carne
esa intranquila y transfigurada manera de extrañarle.

©MESSIERAL | messieral.com
Ciudad de Guatemala 7 de febrero de 2,017

Residente

Párvulos enceres
dentro de una vivienda
que ha nacido,
hermosos alquileres
de una noche somnolienta
en que insistimos…

El futuro imaginario
siempre fue el mejor aliado,
pero te juro por mis manos
que en cada beso que te di
deseé, con gallardía, quedarme a vivir.

Ya el pasado
yace desbaratado,
no lo traigas por consuelo
a este lugar sagrado;
no ves que llueve fuerte
que la memoria casi siempre
termina en accidentes…

Párvulos cócteles,
nuestros besos y cuarteles,
emboscadas del destino,
como un presagio siempre;
no ves que llueve fuerte
que a pesar de todo para amarte
siempre tuve que aceptar ser muy valiente.

Ya el futuro ha alcanzado
al instante que he logrado,
en tu mesa no hay testigos,
nada podría estar mal;
si tus labios y los míos
se acercan a los latidos,
de este nuevo corazón que nunca estará de más,
te aseguro que juntos lograremos avanzar.

Salva con amor al residente
del hogar que hay en tu vientre,
como índole de toda humanidad;
no te canses de encontrarte,
para vivir jamás es tarde
y luchar se hace mejor con voluntad…

Siempre estaré contigo
como el gusto a lo prohibido
y es milagro el dulce néctar
de todo lo que nos pasa,
y de todo lo que nos sucederá.

©MESSIERAL | messieral.com
Ciudad de Guatemala 27 de enero de 2,017


Este poema está dedicado a todas las parejas que recientemente se han enterado, de forma ansiada o inesperada, que serán padres por primera vez; entre tanta incertidumbre, felicidad y tantos sentimientos  que desencadena la noticia, lo esencial es el amor. El amor y la voluntad.


Al Único Amor Que En La Vida Supe Cierto

Ya delante de la muerte
se esbozará una sonrisa en mi alma, al cierre;
se irán desdibujando las tristezas, en el fin,
cuando el último recuerdo trate de ti.

De las horas de ternura y amor,
de cada uno de los libros que cayeron por el balcón;
yo sobre tus piernas y tú en mi corazón,
como dos copos de nieve perdidos al centro del carbón.

Ya delante de la muerte apretaré tu mano,
sus seis lunares, tantos momentos que no he olvidado;
y desandaré en la memoria cada atajo
que me conduzca al primer encuentro, al beso,
al único amor que en la vida supe cierto.

©MESSIERAL | messieral.com
Ciudad de Guatemala 13 de enero de 2,017

Con tu Fuego de Hoguera Principiante

Bésame con el verbo amar entre tus labios,
esta  noche que emula el tiempo de la luz,
yo te pienso princesa en cada momento
y no hay forma de olvidarme de tu sur…

Porque en tu beso va mi futuro adivinado,
con la buena fortuna que la vida me entregó,
si quieres pensar un poco más en la belleza
te diré que nada de esto es más bello que tú.

Por eso bésame con tu fuego de hoguera principiante,
con la inocencia que aún guardas en tu fin
y déjame recorrerte como a un mapa con mis ojos,
porque en realidad, eso de amar la piel lo sabemos muy pocos.

©MESSIERAL | messieral.com
Ciudad de Guatemala 10 de diciembre de 2,016


POEMA INCLUIDO EN MI MÁS RECIENTE LIBRO DE POESÍA DOSSIER PARA UN EQUINOCCIO, SI AÚN NO TIENES MI LIBRO EN SU FORMATO DIGITAL PUEDES TENERLO ENVIANDO LA PALABRA LIBRO EN UN CORREO ELECTRÓNICO A LA DIRECCIÓN: messieral.dm@gmail.com (Válido hasta el 15 de diciembre)

Nada Más

Jugamos a ser libres
y la libertad nos enseñó a besar;
a romper las etiquetas imposibles,
la lluvia sobre nosotros y algún que otro bar…

— Por desgracia, nada más…

©MESSIERAL | messieral.com
Ciudad de Guatemala 4 de diciembre de 2,016

Caricia Futura II

Te esperaré en piel de amante
como a esa caricia futura
que nutre el color de tu instante
y entierra el pasado que dura.

Llenaré de sonrisas nuestros mares
con la feroz canción de tus lágrimas,
te esperaré y si acaso consigo besarte
serán de magia las noches tan agrias.

Porque el momento de ese beso
llenará de suspiros la infancia,
caricia futura; a fuego lento…

©MESSIERAL | messieral.com
Ciudad de Guatemala 24 de noviembre de 2,016

Dentro de los Mismos Zapatos (Caricia Futura)

Perderán el sentido las mañanas
cuando las hojas muertas del otoño
dejen de recitar los versos de tus dramas.

Y llorarán las aves extinguiendo las hogueras
de revolución que, solas, aún gimen por todas las aceras,
será infortunio o satisfacción cada caricia futura,
dependiendo del honor, que guardes en la piel de tu armadura.

Porque los rizos de esa princesa no son tan azules, ni tan blancos,
tiene piedras que hieren sus pies, dentro de los mismos zapatos,
y ha caído embrujada en un engaño mayor, tan irresponsable,
es tan obvio que no ha iniciado, desde hoy, todo este desastre.

Sigue el viento soplando y se mece agitando los mares,
nos confiesa el pecado mayor de cada uno que no talles
y sin tanta paciencia anuncia el fin de los siglos cansados
como anuncia la lluvia los charcos y el duelo este llanto.

Y la ves caminar con esmero, se tropieza en la llama del cielo,
tan princesa tu patria y su diestro corazón de coraza de acero,
iracundo un momento prestado que te cobran con rabias mordiendo,
no es la culpa la que frena el beso; pero esta tarde te eché tanto de menos…

©MESSIERAL | messieral.com
Ciudad de Guatemala 24 de noviembre de 2,016

Amor Contemporáneo (Muy Parecido a la Felicidad)

Hermosa la exactitud de esa mañana,
imprecisión sólo en el viento atravesando tu vestido,
pues mi armadura fue ese viento, desde enero hasta el cielo,
y luego la caída, el abismo, los senderos iracundos de la hermenéutica
intentando explicar cada una de las lágrimas que tatuamos en esas últimas cartas…

Volver a verte ahora que miras de cerca mi sonrisa
es como rodar pendiente abajo sin pensar en nada,
quizás sea una fe de errata que la vida nos plantea
o un silencio demasiado ruidoso a través de mi diafragma.

Y es que hay un secreto que me gritan tus pupilas,
un conteo regresivo hasta iluminarme con el resplandor con que ahora brillas,
como si el renacimiento de las artes iniciara en el beso que prometes intencionalmente
porque me recuerda todos aquellos besos que nunca olvidé por recordarte,
por vestirte indeleble y desnudarte con esa proyección astral del buen maestre…

Volver a verte ahora que miras de cerca y me acaricias
es muy parecido a la felicidad, como cuando te miro a los ojos
y me sorprendes con tus labios rojos encendidos en memorias
que predicen el amor contemporáneo capaz de enloquecer nuestros antojos.

©MESSIERAL | messieral.com
Ciudad de Guatemala 27 de octubre de 2,016

Sobre la Piel Delicada del Beso

Escrito va tu nombre
sobre la piel delicada del beso,
no recuerdo y no tolero algo más tierno
que la fonética de tus manos para lo incierto.

Y llueve también esta tarde,
sonreír es el precio a pagar
por besarte con tanto hambre,
porque la luz de aquel faro
aún ilumina la ilusión de tus mares.

Princesa hermosa, niña tonta,
el amor no termina, espera rota,
toda caricia es parte de la armadura
y cada orgasmo madera de fogata,
vuelve la vista, cierra el alma,
impide que se escape tu ventura
y vuelve a sonreír para que te vea,
sálvame la vida con la silueta de tu boca,
que de buenas acciones está hecha la victoria.

Y tiembla hoy en la ciudad también,
la miel de las protestas ya funciona,
no hay cantos unipersonales de heroísmo,
el conjunto han descubierto que apasiona,
pero a mí sólo me apasionan tus latidos
y el silencio que guardabas en noches de frío.

Princesa hermosa, niña tonta,
vuelve a mimarme con tu sol de aurora
y bésame como sólo tú supiste hacerlo
no es que no queden más mujeres en el mundo,
es sólo que, tú, eres la única que quiero…

©MESSIERAL | messieral.com
Ciudad de Guatemala 01/09/2016


Faltan 9 Días.png


La Suerte de Nuestras Manos

Frente a ti
en un recorrido más,
la evasiva del milagro desapareció,
la suerte de nuestros labios, en el beso,
esta noche van dibujando algo mejor.

Entre tus dedos siempre hubo amor,
la era de la moderna mentira nos cegó
pero abrir los ojos y verte junto a mí
resuelve todo misterio, el de las auroras boreales,
el de las dimensiones sacro occipitales,
el de mis nudillos sembrando paz en los muros
y el de la sombra extorsionista en el cuarto oscuro.

Aprisióname entre tu cuerpo,
aún no me dejes rendirme,
que hay muchas canciones que cantarte
y mañanas para tu siempre amable
dulzura, ingenua, capaz de enamorar.

Entre mis venas siempre hubo explosión,
la era cavernícola del amor nos ladró
pero abrir los labios y saborearte a mi lado
resuelve toda guerra mal escrita,
el eterno problema de los verboides encinta,
la caricia áspera de mis palabras frustradas
en el rosa irremediable de tus dramas…

Aprisióname en tus piernas,
en la suerte de nuestras manos,
deja ya de hablar de amor,
préstame tus sueños
y llévame más lejos…

©MESSIERAL | messieral.com
Ciudad de Guatemala 29/08/2016

Beso en Fa Durmiendo

Yo le canto a la verbena de tu alondra,
al motín aglutinado de esa vez,
y al recuerdo pesadilla de escapar,
porque hay veces en las que,
verte atardecer a mi lado es todo lo que quiero.

Pero dicen que la vida es un enigma,
un misterio de colores matinales,
que al mínimo resuello se transforma
en cortinas de abstracciones colosales.

Siempre he sido indiferente con el fuero
de falsos compañeros de la ciudad mía,
yo prefiero aquella playa que encontré allí en tu cuerpo.

Y ojala que las banderas de ese oro crujidero
se agoten un buen día de tanta rabia prisma,
que volvamos a encontrarnos libres de su verbo.

Y cantar juntos la esperanza prometida,
a tu cuerpo junto al mío, como encinta la revuelta
que por las calles va imantando los delirios de cereza
de un grupo de amantes a los que importa poco
si esta misma tarde estalla en mil pedazos el planeta tierra.

Que puede más el amor vivir de los momentos
y olvidar todas las guerras en segundos,
cuando cierres tus ojos lo entenderás, al recordar
el mejor de aquellos besos, aquel beso en Fa durmiendo…

©MESSIERAL | messieral.com
Ciudad de Guatemala 23/07/2016


CONTACTO & REDES
messieral.com
E-mail: luiseduardo.messieral@gmail.com
Facebook | Twitter | 
Instagram | Tumblr | Youtube


Beso Afín

Te vi salvar mi mundo desnuda
sin ensuciarte ni un poco la piel,
te vi sonreír y jurar en vano que alguna vez
te irías para olvidarte de todo el dolor,
que pudiera causarte amarme sin detener,
todo fuego y arte de nuestro querer.

No hubo calamidad para sacar
de mi piel la colección de caricias
que me empeñaba en no olvidar,
no hubo drama en los besos,
ni historias silentes a rebobinar,
ni reconstrucción de los hechos,
ni palabras de arrepentimiento.

Pero es que tu palabra me sumergía
en un cuento eterno color celestial,
en los corolarios del infinito han olvidado mencionar
que cada paso de tus pies descalzos hace verbo
y quebranta toda lágrima de sufrimiento de la humanidad.

Porque verte andar era flotar en el aura
de un beso dorado nacido del nido del oro,
pasión a borbotones regalaba tu espalda,
será que estos días hermosos los hace tu voz,
será que esas tardes perfectas las hizo tu amor.

Yo quiero mudarme a vivir muy cerca de ti,
para verte caminar desde mi portal como lo hacía de niño,
así como me empecé a enamorar, así como no tuvo fin;
Para invitarte a salir, besarte bajo aquel arce que no olvido,
así como te empecé a enamorar, como aquel primer beso, a nuestros labios, afín.

©MESSIERAL | Poesía
Ciudad de Guatemala 14/07/2016


CONTACTO
messieral.com
E-mail: luiseduardo.messieral@gmail.com
Facebook | Twitter | 
Instagram | Tumblr | Youtube