Daily #17: Como Un Grito de Esperanza

Día #17
viernes 17 de marzo de 2,017

El daily del día de hoy estará resumido en una imagen como un grito de esperanza. ¡Les deseo todo lo mejor, tengan un excelente fin de semana, sean felices y que estén muy bien!

bricks-1519564_1920 (1)

Sin más que agregar por esta vez, tan sólo agradecerles nuevamente por tanto; me despido y será mañana cuando nos volvamos a encontrar en esta sección. Hasta entonces…

©®MESSIERAL | messieral.com
Ciudad de Guatemala 17 de marzo de 2,017

Anuncios

Amor Contemporáneo (Muy Parecido a la Felicidad)

Hermosa la exactitud de esa mañana,
imprecisión sólo en el viento atravesando tu vestido,
pues mi armadura fue ese viento, desde enero hasta el cielo,
y luego la caída, el abismo, los senderos iracundos de la hermenéutica
intentando explicar cada una de las lágrimas que tatuamos en esas últimas cartas…

Volver a verte ahora que miras de cerca mi sonrisa
es como rodar pendiente abajo sin pensar en nada,
quizás sea una fe de errata que la vida nos plantea
o un silencio demasiado ruidoso a través de mi diafragma.

Y es que hay un secreto que me gritan tus pupilas,
un conteo regresivo hasta iluminarme con el resplandor con que ahora brillas,
como si el renacimiento de las artes iniciara en el beso que prometes intencionalmente
porque me recuerda todos aquellos besos que nunca olvidé por recordarte,
por vestirte indeleble y desnudarte con esa proyección astral del buen maestre…

Volver a verte ahora que miras de cerca y me acaricias
es muy parecido a la felicidad, como cuando te miro a los ojos
y me sorprendes con tus labios rojos encendidos en memorias
que predicen el amor contemporáneo capaz de enloquecer nuestros antojos.

©®MESSIERAL | messieral.com
Ciudad de Guatemala 27 de octubre de 2,016

Origen: Amor Contemporáneo (Muy Parecido a la Felicidad)

Del Día en Que se Empieza a Amar

Tienes el mismo sabor
de un día de felicidad,
a veces me mata tu humor
y otras tantas tu forma de llorar.

Puede ser que no era el momento,
puede ser que yo no estaba listo
pero hay cosas sin explicación
que llegan para salvar vidas;
y la mía desde luego
la has salvado tú con tus manos tibias.

Eres el mismo sabor
del día en que se empieza a amar,
eres la resta positiva
de angustia y caricia,
de abrazo para celebrar.

Puede ser que no era el momento,
puede ser que yo no estaba listo
pero hay cosas sin explicación
que llegan para salvar vidas
y la mía por supuesto
la has salvado tú con tu hermoso carisma.

Tienes el mismo sabor
y eres el mismo sabor
de un día de felicidad,
del día en que se empieza a amar…

©®MESSIERAL | messieral.com
Ciudad de Guatemala 7 de marzo de 2,017

Los Días Que Yo Vivo

Un asunto pendiente
y dentro de ese asunto
tanto pasado impertinente;
pero mírame a los ojos,
esta vez algo es muy diferente,
yo ya no tengo miedo ni dolor.

Y los días que yo vivo
se parecen tanto a revivir,
tanto a exclamar para sentir
que el viento siempre ha sido abrigo;
y los días que no he muerto
se parecen tanto a latir
en la nota perfecta y sonreír
a cada verso del equipaje que siempre vino conmigo.

Y los días que yo vivo,
los días que no he muerto,
sigo remando con las fuerzas
necesarias para ahuyentar mareas
que sólo estorban el paisaje en paz,
de mi inocencia, en esta gran ciudad.

Un asunto pendiente
y dentro de ese asunto
un invierno al que ignoro,
un verano que aún disfruto
y todas mis ganas de vivir,
alejadas de tus ganas de invadir
la tranquilidad de que soy dueño
y que no conocerás mientras
te permitas seguir siendo esclavo del dinero…

Intenta derrumbarme, no podrás,
intenta anestesiar mi claridad,
nada va a resultar, te lo advierto desde ya;
en la vida la parte ganadora
es la que no sabe que ha vencido,
al diseñar una mejor historia
que el resto de habitantes de un mundo tan ambiguo.

Deja que las olas del  mar
se estrellen contra mi pecho,
a mí me late un corazón
que ya nada podrá frenar;
deja que de nuevo venga el huracán,
mi armadura me esperará dormida,
recostada en la mirada de mil aviones de papel,
y mis armas tan sólo serán
éstas que ahora ves gritar, tan fuertemente, desde el centro de mi piel…

©MESSIERAL | messieral.com
Ciudad de Guatemala 25 de enero de 2,017

Lento Fuego

Aguas solitarias,
vida en calma,
sollozos de historias olvidadas;
escritura necesaria
y las manos a la espalda.

Porque al final mi universo
serán dos ojos fijos, al viento,
como una mirada secreta
que nunca olvida y me recuerda.

Si ves bien, nunca me olvidé de latir,
a veces el precio de una vida feliz es aprender a soportar,
por un tiempo, tu mala estrella antes de dormir,
después de despertar y en cada pesadilla que no te deja soñar.

Y, hoy, desde la tranquila felicidad
que me cede tu piel acompasada
con la caricia favorita de tu espalda,
vuelvo la vista a ese retrato nuestro,
el de ese viaje sideral, camino de estrellas,
en el que prometimos amarnos en cada verso
sin miedo a un posible final, sin miedo al silencio,
sin miedo a lo inevitable que siempre se consume a lento fuego.

©MESSIERAL | messieral.com
Ciudad de Guatemala 6 de enero de 2,016

Amor Contemporáneo (Muy Parecido a la Felicidad)

Hermosa la exactitud de esa mañana,
imprecisión sólo en el viento atravesando tu vestido,
pues mi armadura fue ese viento, desde enero hasta el cielo,
y luego la caída, el abismo, los senderos iracundos de la hermenéutica
intentando explicar cada una de las lágrimas que tatuamos en esas últimas cartas…

Volver a verte ahora que miras de cerca mi sonrisa
es como rodar pendiente abajo sin pensar en nada,
quizás sea una fe de errata que la vida nos plantea
o un silencio demasiado ruidoso a través de mi diafragma.

Y es que hay un secreto que me gritan tus pupilas,
un conteo regresivo hasta iluminarme con el resplandor con que ahora brillas,
como si el renacimiento de las artes iniciara en el beso que prometes intencionalmente
porque me recuerda todos aquellos besos que nunca olvidé por recordarte,
por vestirte indeleble y desnudarte con esa proyección astral del buen maestre…

Volver a verte ahora que miras de cerca y me acaricias
es muy parecido a la felicidad, como cuando te miro a los ojos
y me sorprendes con tus labios rojos encendidos en memorias
que predicen el amor contemporáneo capaz de enloquecer nuestros antojos.

©MESSIERAL | messieral.com
Ciudad de Guatemala 27 de octubre de 2,016

Su Merced

Tan sofisticada por la vida,
con paso tan firme pero ambiguo,
desperdiciando una propuesta seria de amor
por ir detrás de los huesos de perro
a los que no quisieron los zopilotes
prestar ni un rato de atención.

Tan ruda se rompe a llorar,
se pregunta una y mil veces qué pasa,
no se da cuenta que el gran error
es que justamente no pase nada.

Pero se cree la más guapa,
la mejor, la que está más buena,
cree que tiene experiencia,
que todos son unos tontos
y que ella es la reina,
se cree la más elegante,
la más pensante,
se cree tantas cosas
que cuando se estrella en su desastre
sigue creyendo, incluso, que no es la culpable.

Pero qué vas a saber de vivir,
si el horizonte jamás te besó la cara,
si vas a acabar sin motivos ni esperanza,
has estado sola, como sola la balanza
que pende de la justicia irredenta
en aras de idiotas patrañas.

Pero qué vas a saber del amor o del sexo,
si mostrarle el cuerpo desnudo a cualquiera
no es que sea la prueba más bella del mundo,
ni de la inteligencia, ni de la fineza que pregona su Merced,
comprende que nunca te lo hicieron bien, ni lo harán,
que nunca te amaron con sinceridad, ni será,
comprende que el amor es capaz de amansar torbellinos
y que tú no conoces ni una pizca de él, que no te amó nadie
si no se dejó los orgullos y caprichos por tu felicidad,
que no te lo han hecho bien, que del sexo no sabes un pez
si nunca te mordieron los tobillos y lloraste desnuda de tanto placer…

Luis Eduardo (Messieral)
Ciudad de Guatemala 14/05/2016

Deberías Quedarte

Por el bien de la humanidad,
por la paz mundial y el mundo,
por una mejor suerte comunal
y un mejor hábito de cupo,
deberías quedarte y no rendirte,
deberías elegir enamorarte
y no marcharte, a la larga, se siente
mucho mejor estando enamorado que en soledad,
deberías quedarte por el bien de la humanidad…

No digas, ni de broma, que no necesitas suavidad,
que el amor no existe, que de ti no habrá más calor,
no digas que no necesitas besos o caricias,
no abandones lo que construiste sin temor.

Por el bien de la verdad escrita con tinta indeleble
y la paz de los pueblos que nadie escucha clamar,
por la risa de los niños y sus hojas siempre verdes,
por la palabra hecha calma para los demás,
deberías quedarte y no marcharte todavía,
quizás sea el siguiente paso el que te devuelva la ilusión,
quizás un motivo precioso se oculta detrás de tu mala neura,
quizás sólo un beso y un instante en paz te proyecten algo mejor…

Por el respeto del humano imperfecto, por tu dosis de felicidad,
por la igualdad entre los corazones que se aman y por la sanidad,
deberías quedarte y no aislarte, no del todo, en un ricón vacío,
deberías quedarte y volver atrás tus pasos hasta ese primero
en el que no te acompañó, más, la esperanza, suena a perecedero,
pero puede salvarnos de la catástrofe universal que supondría
que tú nos faltes, que tú te alejes, que tú te rindas y desistas…

Luis Eduardo (Messieral)
Ciudad de Guatemala 18/04/2016

El Sentido de la Vida

¡Camaradas! Hemos descubierto el sentido de la vida… ¡Y es en la otra dirección!

Perseguimos tantos años la luz hasta cegarnos, repartimos pan y mares a indecentes portales, escuchamos el llamado de la verdad y lo ignoramos en nombre de nuestra ingenuidad, pero hoy brilla la emoción del cometa esclarecedor, rompe el hechizo de la duermevela invertebrada…

Sofía volvió a sonreír, ya no le hacen daño las últimas ocho lunas de aquel marzo, canta tranquila una canción de pasiones curanderas y se esmera, me consta que se esmera por pintar un paisaje mejor, para las suyos y los tuyos, nos aprieta los labios con verdades inoportunas que a nadie sorprenden, nos instruye en la verdad y su abrazo de amapola es el cobijo necesario para los habitantes de este cantar.

Ya nadie elige a las peores intenciones escondidas tras la mejor vestimenta, todos se han desnudado el alma para contemplar y dejarse contemplar, ya nadie se queja del clima, todo clima es oportuno para el amor, la brisa artesanal ya no se alimenta de lágrimas de tristeza, sino de aguardiente destilado en felicidad.

Que nos llamen las oportunidades a la puerta, que ya no vamos a ir por ellas, todo este tiempo equivocados no lo vamos a recuperar. Que nos paguen cuando estemos más inmóviles e inútiles, que comencemos a tener repudio por el dinero, que no haga falta, que todo se comercialice a besos, reciclemos besos y regalemos corazones de caramelo, que todos seamos los tenderos de nuestras mejores virtudes, y asesinos de los defectos de los que nos desharemos.

Todo va mejor, los dirigentes ya no nos dirigen, están vetados los señuelos en sus carnes y hay bares con barra libre para siempre. Ella viene cada noche a darme aquel beso, el de aquella noche bajo la lluvia, el mejor beso de toda mi vida, el que a diario revivo en su sonrisa tan severamente tierna y consentida.

Es casi la media noche y  mis colegas lo saben, todo mejora, y de eso, ya casi nada cambia, es hora del viento y su silbido de notas majestuosas, estado sentimental: Completos.

Los novios de nuestras antiguas amantes nos pagan regalías por los dones concedidos, qué cosa podría mejorar. Si de músicos, poetas y locos no todos tienen un poco.

La vida está contenta, cesaron las guerras y todos los niños, sin excepción, sonríen con toda la boca. La gente que hizo daño se ha desvanecido y ha mutado en una generación distinta de seres buenos, ya aprendimos que nunca estuvimos distantes, solamente estuvimos distintos… Hoy somos todos iguales.

¡Camaradas! Descubrimos el sentido de la vida… ¡Y es en la otra dirección!

© Copyright – Luis Eduardo (Messieral) – Historias en Ascuas
Ciudad de Guatemala 09/04/2016

Muchas gracias por sus ojos y por estar,
para leer más relatos, visita Historias en Ascuas.

Te recomiendo que leas también: De Besos Astronautas las Constelaciones de tu Cuerpo

Mi comunidad en Redes Sociales está creciendo,
no me puedes faltar tú que me lees, te invito:

Facebook
Twitter
Instagram

Tonight The Juggle and The Clown!

Te conocí con el maquillaje sobre la cara, reías, por dentro llorabas, había una pena besándote el alma y unas cuantas espinas rompiéndote con tormento. Me quitaba el sombrero al verte actuar, eras el mejor clown de toda la puta ciudad, me quitaba los miedos, un rato, con tu forma de hablar, me quitaban tristeza tus gracias y verte animar.

Una infancia perdida en humo de crack, por cada rincón de tus venas quedaba el recuerdo del ice, quién iba a ti a contarte lo que era la vida, si ya habías nacido y muerto en la misma, nada te sorprendía y durante tu adolescencia comías del suelo los restos del plato de Dios, te reías mientras le mentías a las personas contando una desgracia fingida, a cambio de algunas monedas, sabías muy bien que tu desgracia era peor, pero no te daba la gana impresionar de más, ni que sintieran una lástima total, así que aminorabas la pena actuando con el maquillaje pero sin antifaz.

Seguir leyendo “Tonight The Juggle and The Clown!”

La Tarde que Sabe Mejor

Imantado a ti, a esos cabellos rojos, a esa sonrisa suave,
ya te lo dije una vez, esto que siento por vos es un big bang,
sos lo prohibido, sos la personificación de la magia frente a mí,
se me quiere salir el alma del cuerpo cuando me quieres besar.

Las estrellas cantan con su voz de piano cuando te despiertas,
los bordes de las rosas se decantan por el rubor en tus mejillas,
no hay luna que no se equivoque de día al pensar  en tus ojos
y sonrío al recordar el rocío en tu piel decorándote toda.

Me haces tanto bien que parece mentira que existas,
me haces sentir que no hay pena en la vida, sino en no saber vivirla,
me llevas de la mano a la noche de estrellas fugaces, se hace inevitable,
es tan inevitable no enamorarme de ti y ahora resulta comprensible
las razones que tiene mi nombre para irse a dormir abrazado a tus soles.

Me gusta esa manera tuya de darme motivos para resistir,
el primero es saber que no importa el naufragio, jamás te vas a rendir,
si mi corazón cree en los milagros es gracias a ti y a tu fuerza,
tienes el tacto de lo sagrado para dejarme inmóvil en tu abrazo
y no quiero que me sueltes, yo soy feliz a tu lado, en tu trazo,
es de agradecer cuando alguien te guarda cariño y evita el colapso.

Cántame otra vez, tienes la voz más bonita del nirvana esmeralda,
vuelve a quitarte el sombrero con ese estilo tan tuyo, de cítara,
yo quiero volver a admirar tus fuegos artificiales multicolor,
sentarme en la arena a esperarte en la tarde que sabe mejor.

© Copyright – Messieral | Luis Eduardo – Poesía
Ciudad de Guatemala 10/02/2016