Un Poco Más de la Gravedad

Tenía sus ojos fijos en mis letras,
hasta parecía que yo tenía algo importante que decir;
tenía en su mente una voz rotando por sus ideas,
hasta parecía que se parecía un poco a mí.

Y no fue el silencio, tampoco la casualidad, ni la mentira,
ni el espejo, ni las noches en que todo se termina;
era un poco más de la gravedad, enfrentándose a los cuerpos,
culpable de conservar aquel mismo libro abierto.

Tenía sus ojos fijos en mis letras,
hasta parecía que yo tenía algo importante, algún cometa;
y me rendí ante la arena de la playa por la que aún camina,
hay días en los que no  estoy hecho de carne y saliva pero sí de perspectiva.

Y no fue el silencio, tampoco la soledad, ni el autoestima,
ni el epicentro, ni las madrugadas en que todo se aproxima;
era un poco más de la gravedad, enfrentándose a los cielos,
culpable de conservar aquel mismo recuerdo de un invierno.

Tenía sus ojos fijos en mí,
hasta parecía que tenía algo importante que sentir…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 12 de junio de 2,017

Anuncios

Poema

Poema te observa,
sin prisas,
enjaula tu quietud
mientras
te ve personificando el sur…

Te estudia con la mirada
y se enternece
cada vez que suspiras
sin tanta serenidad.

Poema te llora
si acaso perjuras caricias,
si duermes el sueño engañoso
del duende prohibido;
si olvidas que amarse
siempre fue la mejor respuesta
o resignas el dulce contraste
de la vida sin que antes amanezca.

Te acaricia y tú ni lo notas,
mientras te contempla,
aquieta la tempestad
de los mismos cielos
con la cadencia y potestad
que sólo tienen sus versos.

Noche fría, amargo sabor,
beso ardiente, promesa de sol,
un tardío compás de un poema que te cuenta
que el mundo ya perdió la cabeza,
pero jamás perderá su engaño eterno;
porque la única verdad necesaria
existe en ese justo momento
en el que se cruzan sus letras y tu mirada…

©MESSIERAL | messieral.com
Ciudad de Guatemala 25 de enero de 2,017

Desde el Duelo Hasta el Tormento

Unas cuantas letras, al borde de un café,
que nos endulce tu glauco mirar ,
mujer de tonos selváticos, de mantis o quetzal.

Un sendero de príncipes negros
aleteando a ras de suelo
y provocar un maremoto en tu mejilla,
por si las dudas, por si me espías,
es cuestión de un momento desastroso
en el que la luna y el sol acercan labios
en un beso crisantemo de entre tiempo.

Porque has vuelto a cruzarte
y esta vez llevabas rizo el cabello,
yo me vi acorralado por el tenue
paisaje abisal de nuestro único recuerdo;
era un beso que a la sombra mía
ha despertado del resuello mortecino del olvido.

Cura y solución para un pirata errático,
calma y redención para este dolor monocromático,
arrástrame a la pendiente de tu ambrosía,
llueve sobre mi carne la tuya que va encendida
en colores celestiales de una tarde sin luz de encina.

Que te esperan aún mis ansias para verte,
navegar a grandes saltos nubes de fuego,
que te espera mi impaciencia para hacerte
un olvido pasajero de tu vida y del enredo
que supone un nuevo encuentro de dos amantes
que siempre se han amado, desde el duelo hasta el tormento…

©MESSIERAL | messieral.com
Ciudad de Guatemala 24 de octubre de 2,016

Cerca de las Letras y Lejos de Internet

Casi toda esta semana alejado de las redes sociales, de internet en general y de restos de malas experiencias que me habían tenido sujeto hasta ahora, he descubierto un sitio impecable y sin igual. No tiene gran ciencia apartarnos por un tiempo de todo cuanto nos debilita, de todo cuanto nos va convirtiendo en seres improductivos. Siendo un poco más claro, mi gran pasión siempre ha sido la literatura y la música, fuera de ello todo ha sido mera necesidad de aprender cosas nuevas. En algunas ocasiones he aprendido cosas realmente de provecho para mi vida, en algunas otras ocasiones he aprendido nada más los caminos a los que nunca más debo regresar.

Alejado de todo lo que me frenaba, me he encontrado de frente con un mundo inmenso de posibilidades que supone el estar en contacto, día y noche, con mis grandes pasiones, la música y la poesía, sumado a todo ello el compartir mucho más tiempo con mi hijo Santiago, ha sido una semana muy feliz, a ratos por la costumbre uno comienza a extrañar no estar cerca de ustedes que me leen, con quienes comparto momentos tan únicos, también se extrañan los contenidos de divertimiento en las redes sociales, pero la mente y los sentimientos se expanden, y cosas hermosas comienzan a suceder, sentimientos, personas, situaciones hermosas comienzan a acercarse en un hálito de atracción capaz de salvarnos la vida y de nosotros mismos.

Cada vez estamos prestando menos nuestra atención a novelas literarias, poéticas o de teatro y mucha más a este mundo virtual que en ocasiones no es tan real, nos hemos olvidado de lo realmente importante. Porque estar tranquilos por unos días desligado completamente de redes sociales y demás, me ha traído calma, tranquilidad y un nuevo sendero por el que apasionarme.

Tanto me ha sorprendido esta semana, que el día martes una de mis obras fue presentada en el Centro Universitario Metropolitano de Ciudad de Guatemala, por un grupo de estudiantes que han analizado a fondo mi quehacer en dicha obra, muy pronto les estaré compartiendo los detalles de aquella tarde y del análisis que presentaron algunos alumnos de la carrera técnica en psicología a cerca de mi trabajo.

Volviendo a ese hálito de atracción capaz de salvarnos la vida, me he pasado días enteros entre novelas completas de Vargas Llosa, la poesía de Alejandra Pizarnik y algunos autores más new age, de novelas cortas sumamente interesantes. Estoy pensando seriamente en nuevas publicaciones parecidas a ésta comenzar a recomendarlos ante todos ustedes, para quien guste. Han sido días de mucho aprendizaje, de situaciones hermosas, de un viento fresco que está llegando a mi vida a renovarlo todo. Leí una frase hace uno días que hacía mención a la importancia de pensar distinto para escribir distinto, y a mí, la verdad leer y sentir son las situaciones que me hacen pensar y escribir mejor.

Muchas gracias a quienes han seguido al pendiente de messieral.com, ya en unos días llegaremos a superar las 20,000 visitas lo cual me tiene sumamente sorprendido y me hace agradecerles de corazón por tanto apoyo y cercanía. Un abrazo a todos hasta el lugar en que se encuentren y ahora sí, muchísimas cosas hermosas vienen, entre ellas mis primeras novelas publicadas que espero les gusten mucho.

©MESSIERAL | messieral.com
Ciudad de Guatemala, 23 de octubre de 2016

Pertenencias

En el centro de durazno de tus palabras,
cuatro cartas heridas en la piel malabarista
de un cuento hermoso que has escrito
y grabado en mi sonrisa de acertijo.

Escondidos ocho besos en el trago
de una bandera de confederación fallida,
descubiertos después de un tiempo,
después de un cielo ensombrecido y anarquista.

Y es tu palabra la que sabe mejor, hasta hoy día,
en la pupila distraída de mi ojo izquierdo,
es tu palabra hermosa con el mismo dejo de melancolía
el sitio justo para el descanso de mi conquista,
con un gramo de lágrima de dragón
y dos mil sorbos de hermosa sinfonía.

Te amaré entre tus comillas por muchos años más,
quizás volver a leerte restaure mi sonrisa en cofradías,
decodifica la dirección de mi corazón, recupéralo,
no digas nada y quédate a vivir entre mis documentos.

Y deja de dudar, aprende a adherirte a mi sentir,
entrega tus armas, desciende tu guardia, aprende a vivir,
sella el balcón de mis huidas con el material de tu abrazo,
que son pertenencias los actos y devoción es su tacto,
que son pertenencias los sentimientos y resultado es su rastro,
al notorio sudeste de poemas de amor que nunca alimentaron incendios.

—En mi alfabeto aún son tus letras mis silencios…

©MESSIERAL | Poesía
Ciudad de Guatemala 07/07/2016

Ahora que los Delincuentes se han ido a Dormir

Ahora que los delincuentes se han ido a dormir,
yo me he vuelto capaz de ver fijamente a tus ojos,
de amainar las primeras tres lunas de un junio anterior
y aunque nadie lo entienda, te he vuelvo a reír…

Porque estar cerca de ti, no sé cómo decirlo,
me devuelve a la vida, me dibuja un camino
que no tiene otros pasos más que los que a ti dirigen,
como un granito de sal endulzando la arena de mi ayer.

Y pasa un abanico de letras dentro de mi corazón
cada vez que te miro y suspiro sonriendo,
gritando sin palabras que cada vez me gustas más,
me dueles menos, me atormentas igual…

© Copyright – Messieral | Luis Eduardo – Poesía
Ciudad de Guatemala 14/04/2016

Muchas gracias por tus ojos y por estar,
para leer más de mis poemas visita mi sección: Poesía

Si te gustó esta entrada, compártela en tus redes sociales
y sígueme en las mías:

Facebook
Twitter
Instagram

Elegir(te)

Se puede elegir entre el bien y el mal,

yo siempre te he elegido a ti, y siempre será,
se puede mentir o decir la verdad,
a mí me encanta tu nombre saborear,
tú que no procuras versos en tus letras
tienes la debilidad creada para mis manos en tus caderas…

Camina frente a mí y esquiva el viento,
que el mismo Dios sepa que no te comparto, / (Que te poseo)
que él te creó pero que yo te he descubierto
y te he fundido a mi piel y a mi alma siendo
desde que nos encontramos un sólo amor.

Tú me salvaste del mundo y de mí,
tú le das sentido y luz a mi vida,
tus tiernos labios de rosa rubí
son la intensidad más grande que germina
en mi centro, hacia arterias del amor y sus promesas.

Te elegí desde antes de que lo supieras
y tuve miedo de dar el paso idóneo,
perdimos tiempo, pero no nos perdimos
y te tengo, y me tienes, me enamoras,
te adueñas de cada dosis de mi piel que procuras,
te adueñas de cada latido de mi sexo que inocula
a tu sexo de un veneno adictivo y tan sagrado,
tan pasional, tan sincero, tan nuestro y tan eterno.

Me elegiste a pesar de tanto, y de tonto,
me elegiste aunque nunca santo, ni perdido del todo,
me elegiste y te has quedado con cada voltio de mí,
me atrapas en tus brazos, cual niña a su amor eterno,
a su príncipe, que no azul, como las redes, que nunca sociales,
a su príncipe, que verde azulado, como las redes, que tejen amantes…

Mi vida entera será a tu par,
mi sangre enfurecida será tu mar,
que no distingo la diferencia de verdad
que tengo en la más grande emoción,
o en el verso más bello de amor,
y la que tengo en la más notable y perdurable erección,
la verdad siempre es, en todo momento y lugar,
mi verdad es ser el único en conocer de tu cuerpo cada lunar.

Tu corazón es un polluelo, tan sutil como coqueto,
que desviste a mi corazón, tan zorro, elegante y mimoso,
para adueñarse letra a letra de mi verdadera identidad,

soy desde ti hasta el infinito, eres desde mí hasta la eternidad.

Soy desde ti hasta el infinito,
eres desde mí hasta la eternidad,
porque nací desde el febrero nuestro,
porque naciste desde nuestro febrero…
© Copyright – Messieral | Luis Eduardo – Poesía
Ciudad de Guatemala 31/05/2015
Muchas gracias por sus ojos,
también les invito a leer estos poemas:

Yo escribo para usted…

Yo escribo para que usted me lea,
yo no sé si encuentre en mis letras
la sonrisa que le falta o algún tiro de gracia,
el dolor o la tranquilidad, quizás algo de magia.

Yo escribo para que usted me sienta,
para que se amarre a mis sentimientos
o para que me piense por un rato
y se lleve alguna frase que no olvide por un tiempo.

Yo escribo para que usted me tenga,
aunque sea muy escaso para entregarme del todo,
yo escribo para que usted me llore o se excite,
para que redoblen las voces de calma en su interior
o para que a sus recuerdos muy lejanos les nazca nueva voz.

Yo escribo para que sepa que cuenta conmigo,
que si necesita una mano yo se la doy, y mis letras,
que si todo va jodido, por aquí también pero compartimos.

Yo escribo para no olvidarme de usted,
para que usted no se olvide de mí
y si se olvida,
que me devuelva a su memoria,
en forma de sensación, un suspiro…

© Copyright – Messieral | Luis Eduardo – Poesía
Ciudad de Guatemala 25/02/2016

Muchas gracias por sus ojos,
también les invito a leer estos poemas:
Del Alma y La Piel…
Ser de ti…
Enigma y Tristeza
La Cima Más Alta