En consecuencia debo afirmar, que es usted el milagro más hermoso que he besado, en causa, que no voy a negarme al placer de conocer el maleficio que prometen sus comisuras, al probarlas.

Luis Eduardo (Messieral)
Ciudad de Guatemala 31/05/2016

Comisuras por Messieral: ” En consecuencia debo afirmar, que es usted el milagro más hermoso que he besado…”

Considerando el sabor que aparece en mi boca al mirarte a los ojos; puedo aceptar con total tranquilidad, que el milagro más grande de la existencia cabe en la extensión de dos miradas que unen a un mismo sentimiento…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 11 de marzo de 2,018

Toda la magia oculta en la extensión de dos miradas que unen a un mismo sentimiento. El sabor suficiente y exquisito de un milagro…

Considerando el sabor que aparece en mi boca al mirarte a los ojos; puedo aceptar con total tranquilidad, que el milagro más grande de la existencia cabe en la extensión de dos miradas que unen a un mismo sentimiento…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 11 de marzo de 2,018

Escrito #23 de la selección Messieral MMXVIII

Publicación Original: https://messieral.com/2018/03/11/a-un-mismo-sentimiento/

Considerando el sabor que aparece en mi boca al mirarte a los ojos; puedo aceptar con total tranquilidad, que el milagro más grande de la existencia cabe en la extensión de dos miradas que unen a un mismo sentimiento…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 11 de marzo de 2,018


MIRA AHORA MI NUEVO VIDEO POEMA “MUJER”
Y SUSCRÍBETE A MI CANAL DE YOUTUBE
SI AÚN NO LO HAS HECHO: https://goo.gl/ivb66m

El Milagro que Ya te Sucedió

Haré que lubrique tu amor
el deseo entre tus huesos
y que se enamore tu sexo
de mis más tiernos secretos.

Así verás el sabor de un beso a tiempo
y no a mil años más allá de que acabó;
así sentirás el aroma de un silencio incierto
que te encierra en el milagro que ya te sucedió.

E inmarcesible grabara mi beso
su indeleble tacto de respiración,
fulgurante brillará ese lienzo
que tanta veces hizo nuestro el corazón.

Así verás el sabor de un beso intenso
y no débil como un millón de cabos sueltos;
así sentirás el aroma de un dulce sortilegio
que te encierra en el milagro que ya te acarició…

©®Messieral  |messieral.com
Ciudad de Guatemala 23 de septiembre de 2,017

Si Tuviera un Buen Motivo para Olvidarte

Si tuviera un buen motivo para olvidarte, un gran motivo, no estaría pensando en ti a cada instante y obedecería a mi instinto de supervivencia que me invita a alejarme de tu nombre.

Si tuviera razones suficientes para no recordar nuestras calles, tus lunares o los viajes pendientes que inventamos con destino a ninguna parte; quizás tendría sentido el insomnio de las noches y que cuando despierto los únicos sueños que recuerdo son de ti.

Si tuviera un buen motivo para no pensarte, un gran motivo, no estaría esperando que regrese tu voz a intentar salvarme; no estaría olvidando al resto de la gente por nombrarte.

Quizás aún llovería novedad todos los lunes, los besos de amantes tendrían sabor al aroma del teatro en el que la luna nos vio.

Si tuviera un buen motivo o un gran motivo; si tuviera un buen olvido o un gran olvido permitiría a la historia recordarnos como nos recordamos cada vez que que abre la boca un milagro al bostezar…

®©Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 8 de julio de 2,017

Profecía

Puntual,
cesará la vida
cuando los territorios
de la muerte, que en mí duermen,
se despierten del letargo;
brutal,
caerá la mano
de cada sueño roto
en respuesta a los querubes
que se olvidaron de mis andamios.

Profecía,
1,2,3…

Yo
mismo
quiero…

Siete besos de dragón
y un alma en pena
descansando en una acera
que parezca habitación.

Cuatro niñas tan felices
en la piel de un precipicio
que no da paso al vacío
y sí a cada milagro que les ofreciste.

Dos huesos de la saciedad,
humo experto en regresar
porque de apariencia nunca estuvo hecho el mar…

Puntual,
caerá la tarde en que te amé
sobre los hombros excelsos
de otra chica que me ame
y que entienda mis pasos;
brutal,
caerá la espada de los tristes
impotentes de hojalata
esperando que las lluvias grises
no cercenen cada poro de sus caras…

Profecía,
4,5,6…

Puedes ver
en tu colmena
la vida florecer…

Como yo
vi el milagro
en tus ojos
aquel marzo silente
en el que te besé.

©®MESSIERAL | messieral.com
Ciudad de Guatemala 21 de febrero de 2,017

En Silencio

Desde un punto muerto
a donde no podía llegar
mi desconcierto;
me observaba en silencio
entre cielos y misterios
que aún no entiendo.

No fue breve aquel tiempo
en el que por fin ocurrió nuestro encuentro,
ni pequeño el desconsuelo
de sus ojos casi perfectos
cuando me negué a aceptar una vida llena de sus besos.

Pero mis ojos estaban fijos,
como pasa en estos casos,
en alguien más que ya casi no recuerdo;
dicen que, a veces, no es el tiempo
quien impide los mejores encuentros
sino el infinito y antipático defecto
de no percibir un milagro cuando está listo
para transformar nuestras vidas por completo.

Espero que jamás cumplieras
lo que entre lágrimas decías
esa última vez;
espero que no ames por siempre
al muchacho que todo el tiempo escribía
versos sobre cualquier trozo de papel…

©MESSIERAL | messieral.com
Ciudad de Guatemala 1 de enero de 2,017