Nadie Más es tu Poeta

Un día te despiertas
y las buenas noticias figuran
en el interior de tu bandeja de entrada,
el sentido de la vida resurgida
te acaricia hasta hacerte sonreír
y eres, otra vez, esa niña que yo siempre adoré sentir.

Despiertas y la vida te pone sobre aviso:
“Aquí estás solamente para ser feliz”;
comenta la mañana después de tu arribo
que siempre se durmió esperando a tu risa venir.

Y lo sabes, porque sé que lo sabes
que nadie más es tu poeta
que ese lugar lo he ocupado como mares
que van ocupando tu tormenta;
y lo sabes, porque sé que lo sabes
que nadie más es tu poema
que si alguien rima a perfección con tu entrepierna
ese soy yo cada vez que hay luna nueva…

Y lo sabes, porque sabes que lo sabes
que nadie nunca te hizo amar la vida,
no como yo, porque nadie amó tanto tus luces,
siempre las confundieron con luciérnagas.

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 2 de noviembre de 2,017

Anuncios

Elizabeth (II)

Elizabeth no me puede leer,
no llegó a veintisiete, se quedó en veintitrés
y yo sigo escribiendo, yo le sigo queriendo,
es un ángel que a veces me cuida de mí.

Me enseñó que a veces no hay mañana,
que es ahora cuando debemos vivir,
su sonrisa nos falta como al planeta la paz,
si a caso en su abrazo fuera posible aceptar
que la vida es mejor si se vive, que llorar no va a solucionar
el dolor que inventamos nosotros para lastimar.

Elizabeth se escapó un octubre,
en un lugar mejor ha de pensar
en nosotros como piensan los buenos,
con amor, sin rencor y perdón,
yo quisiera observarla otra vez
y decirle lo hermosa que es,
que el mundo perdió tantos gramos de luz
esa vez que cesó su respiro a trasluz.

Con amor y una enorme sonrisa,
es hermoso poder recordar
tus ojitos de guapa, de niña,
que nunca querré olvidar.

©MESSIERAL | messieral.com
Ciudad de Guatemala 30/08/2016

Quererte Infinito

Para describir la locura con que te amo,
preciso de un poema y dos abrazos,
para entregarte otra vez cada promesa
y en tu boca grabar toda esencia,
de lo sentido a experimento adherido,
necesito el momento indicado a la luz del amor,
llorando de rabia por no amarnos bien, antes de
comprobar que efectivamente no nos dejaremos de querer.

Te voy a dar el poco o suficiente amor que me nace,
el resto lo harán surgir tus manos de mi piel,
lloverán pancartas con nuestros nombres
jurando que existe el Edén, allí donde se amen dos,
donde se amen cuatro o se amen cien, aquí tú y yo.

Para conquistarte me basta quererte infinito,
hacer que la lluvia escampe por ti
y construirte con mis propias manos un sitio
en el que tú seas la única reina de mí.

Te voy a sacar a bailar con el dulce,
dolido y naciente, sincero y discreto
marrón, del horizonte, que veo desde mi ciudad
y si no te basta, te juro mi niña que no te dejaré de besar.

MESSIERAL
Ciudad de Guatemala 06/06/2016

Gramos de Nostalgia para un Martes

Aquella tarde elegimos respirar,
ya sin la culpa de haber perdido,
ya sin el afán de recuperar,
ya sin tus párpados y mis enjambres,
sin el primer hostal, sin la fe de erratas…

Aquella tarde, también era martes
y bajo la sombra de aquel verde cielo, te besé,
ya sin el afán de tenerte sólo mía,
ya sin la promesa de ser tuyo para siempre,
ya sin la fotografía del viaje aquel septiembre,
ya sin los bajos instintos de ocasión.

Te vi tan hermosa, como la primera vez, blusa roja,
te vi tan clara, tan buena, tan princesa peripecia,
en el fondo eras la niña a la que amé, pero ahora tan mujer,
decidida y muy tranquila, una mejor sonrisa,
y un esbozo, casi estoy seguro, de algo que olvidé.

Te vi tan distinta, quise preguntar por la razón,
más me callé, volví a tomar tu mano con dulzura,
elogié lo interesante que ahora eras, que siempre fuiste,
no pudiste contener aquel suspiro, recordamos al unísono
aquella canción que sonaba, en Do menor, cercana al precipicio.

Aquella tarde a la intemperie, picnic de invisibles lágrimas,
los besos que faltaba darnos, los suspiros que siempre callamos,
y unos gramos de nostalgia para un martes, infinito, que acababa…

Luis Eduardo (Messieral)
Ciudad de Guatemala 29/03/2016

Muchas gracias por estar y por sus ojos.
Para leer más de mis poemas visita Poesías.

Estoy iniciando mi comunidad en Redes Sociales.
Si te interesa acompañarme, adelante y muchas gracias:

Facebook
Twitter
Instagram