En la Piel de un Mismo Fin

Un prontuario para olvidar,
para sobrellevar los días cuatro,
un silencio y de nuevo comenzar,
ver la hora siempre en menos cuarto.

Ser agua de un lago incansable,
radioactividad de mis sueños
que enseñan sus besos importantes
y un sendero de luz impaciente.

Pero no te vas a olvidar de mí
si me besas o me lees, más de mil
segundos, en la piel de un mismo fin.

©MESSIERAL | Poesía
Ciudad de Guatemala 07/07/2016

Anuncios

Si no te he podido olvidar, es porque eras como azúcar sustituyendo la sal en mi mano tras un primer shot de tequila…

Un Beso y Treinta Cosas que no Pueda Olvidar al Morir

Dame un beso
y en ese beso la cosecha del amor,
dos razones verdaderas para sonreír,
treinta cosas que no pueda olvidar al morir,
un zaguán directo al infinito
y aquel cuento de cometas, sol y discos.

Dame un beso
y haz que me recueste en tus piernas,
léeme los versos guapos que tú escribes,
quítate la ropa con cadencia y primavera,
olvídate del tiempo, que yo me olvidaré del viento.

Dame un beso
y en tu beso dame el dulce de tu aroma,
no permitas que me pierda en otra playa
que no sea la de tu perfecta espalda,
no me dejes de querer, por si acaso,
algún día logro cumplir lo que te prometí
y tira lejos los miedos, desdibújate de ellos,
por si acaso alguna vez tienes que esconderte en mí.

Dame un beso, dame miles, dame todos,
dame el tiempo suficiente para enamorarme de tu boca,
para devorar tus labios y todos sus engaños,
para contener la palabra injusta y su impaciencia,
para amarte sin medida y con certeza de que pueda,
sin dejarte ver, de este contrato, la letra más pequeña.

Luis Eduardo (Messieral)
Ciudad de Guatemala 25/04/2016