A tu Encuentro

Iré a tu encuentro  
cuando todo esto acabe,  
restaremos el hartazgo  
y hasta las soledades  
de tanta ausencia de abrazos. 

Iré a tu encuentro  
cuando el universo sane,  
sumaremos nuestros tactos  
al beso intensamente silente  
que tanto necesitamos.

MESSIERAL



Anuncios

Quiero crear algo nuevo contigo y dejar atrás todos los años que hemos perdido; quedarme a tu vera y descubrir juntos una forma honesta de construir y amar.   

MESSIERAL



Anuncios

Sin Ser más de lo que Soy

Sin ser más de lo que soy,  
te admito que no soy tan fuerte;  
que las fuerzas me fallan  
y no sé qué más hacer…  

Que aunque todo parece  
estar bajo control, ahora que es viernes,  
no estoy tranquilo si no vienes. 

MESSIERAL



Anuncios

Nunca fui capaz de pedirle que contuviera con su abrazo mi pena, que me dejara llorar sobre su hombro; y tampoco fui capaz de admitirle que jamás sus más grandes sueños serían cumplidos por mí, aunque le quisiera con toda el alma y con mi fe. 

MESSIERAL



Anuncios

Ahora que Se Hunde el Barco


Supongo que la situación  
exige algo más de mí  
y no sé qué más hacer,  
no sé hacia dónde vamos,  
ni como habremos de volver…  

Supongo que la situación  
exige mucho más de mí  
y yo no sé si podré llegar a ver  
el día en que por fin estemos a salvo. 

Supongo que la situación  
exige algo más de mí  
pero no sé qué más hacer  
ahora que se hunde el barco. 

MESSIERAL



Anuncios

A las puertas de la fatalidad nunca supe rendirme; hace algunos años aprendí que siempre se puede soportar un poco más y que el alivio es inevitable, incluso cuando no queda más… 

MESSIERAL



Anuncios

Straße

Transitamos las más horas  
sobre el asfalto mortecino de la nada,  
fuimos humaredas y abracadabras;  
inocentes y culpables, casi nada.  

Fuimos el pecado descendiendo  
sobre una ciudad repleta de vicios,  
de fórmulas químicas y de muerte,  
de sangre, suciedad y cocteles.  

Transitamos sin miedo las ruinas  
de una ciudad que en llamas gritaba;  
alguna vez, algún tiempo, una sola verdad  
infectada de las mentiras más abstractas…  

La calle también era nuestra casa,  
aunque en casa no nos faltaba casi nada. 

MESSIERAL



Anuncios

Nada que Recordar

De pronto, los años se anclaron a sus parajes
y en trémulas rutinas le incorporó la esperanza
que ahora sí lucía duradera, que ahora sí comenzaba.

Y vio con gusto la vida reiniciarse como su mente
sin importar que se debiera a ese abismo de nada
que ahora se le extendía con cordialidad y sin culpa.

De pronto, los años se anclaron en sus amantes,
él había perdido la edad mientras recuperaba las llamas
que en su juventud su interior arremolinaron con cada hazaña.

Despertó, nada que recordar;
despertó, siempre queda un más allá…

MESSIERAL



Anuncios

Cuando dudo de nuestro amor mi mente me lleva a dos mil cuatro, a la baja resolución de nuestras vistas y al amor que se gestó en las atávicas primeras redes sociales de la humanidad. 

Cuando dudo de nuestro amor recuerdo que te amo desde siempre, que me amas mucho más; que gracias a mis versos te encontré. 

MESSIERAL



Anuncios