Hasta Donde Van

Te escribo desde el dolor más puro
que puede soportar un alma fuerte;
desde el irónico palacio del futuro.

Los veo heridos, tan sorprendidos,
por la naturaleza que violenta
nos regala su lado más invasivo.

Desde la seguridad de mi hogar
sé que no son suficientes estos versos
que, aunque cobardes, les quisieran a todos poder ayudar.

Luto y desolación, en el país que vivo,
miradas al vacío, la luna rota
y este sentimiento de lamento repentino.

Hasta donde van, allí también tengo ángeles conocidos,
hasta donde van, no habrá más terror que el que han vivido;
hasta donde van, el dulce aroma del amor será su abrigo…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 3 de junio de 2,018


“Dedicado a los nuevos ángeles que nacieron a otra vida como producto de la tragedia acaecida en esta infame fecha en mi país…”

Anuncios

Lo Único que Haces

Si las manos que me equilibran
te distancian de mí y me ofreces guerra,
puedes seguir con tu camino
porque lo sufrido ya lo he sufrido
y no me queda tiempo para que duela más el camino.

Si los pechos que me acarician
te distancian de mí y me ofreces treguas,
puedes seguir con tu camino
porque lo llorado ya lo he llorado
y no me quedan más versos de amor para tus sitios.

Y no negaré que casi nunca he sido mío
siempre ha estado conmigo la dicha del sentimiento
vestido con cuerpos femeninos e imprudentes
capaces de ir más allá, que lo exclamado en mis conscientes
deseos de lujuria en desenfreno, llegando así hasta mis huesos.

Pero jamás quise ser parte del juego a que invitas,
el dolor es más intenso cuando tú lo convidas
y es tristeza la repentina caída de mi alma herida
sobre tus manos que prometen sanarme
cuando lo único que haces es quitarme la vida…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 30 de mayo de 2,018


 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Descarga tu copia gratuita en formato PDF
de “Conexiones Imprevistas” Volumen # 2
de la Colección Fernweh en el siguiente enlace: https://goo.gl/xYrArV

Y mira el video a continuación:

Resquemor

En un lugar que veo a diario,
siento prisión ocupando mi espacio
y siento tanta desesperación;
si pudiera este mundo arrasarlo.

Y no hay luz aunque ilumine el dolor,
no hay esperanza, aunque me espere el temor;
soy otro verso de indómita seducción
que se ha agotado de insatisfacción.

Porque para unos cuantos la vida
es cárcel, deleite solamente de herida
y un peso que siempre traemos encima
y que no se libera de nostalgia con rimas.

Antes todo era mejor,
antes todo era mejor,
antes todo era mejor
y por cierto, antes todo era mejor…

Tú no me haces bien
eres sólo un diverimiento
pero no dura tu miel
porque en realidad yo la invento.

Tú no me haces bien,
antes todo era mejor,
no dura tu miel;
el futuro no lo espero.

Porque para unos cuantos la vida
es prisión, deleite solamente de ruinas
y un peso que siempre incrusta su espina
en mi deprimida ascensión concedida…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 23 de marzo de 2,018


MIRA AHORA MI NUEVO VIDEO POEMA “CREARÉ”
Y SUSCRÍBETE A MI CANAL DE YOUTUBE
SI AÚN NO LO HAS HECHO: https://goo.gl/ivb66m

El Dolor Siempre se Va

Es la extensión de mi fracaso
aunque mí único fracaso es ella,
es toda protección que jamás me dio…

Y esquiva su culpa con tanta imprudencia,
no es culpable de lo que siento yo,
ni de toda esta tristeza que genera.

Eso piensa.

Pero por suerte la vida
nos pone a todos en nuestro lugar,
siempre nos recupera
y el dolor siempre se va…

No estamos tan lejanos a la herida,
todo comenzó con su mentira
y mi falta de paciencia,
nuestro exceso de puntualidad.

Y esquiva su culpa con tanta impaciencia,
escucha todo lo que nunca dije yo,
se inventa toda posible guerra.

Esa es ella.

Pero por suerte la vida
nos pone a todos en nuestro lugar,
siempre nos recupera
y el dolor siempre se va…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 15 de marzo de 2,018


MIRA AHORA MI NUEVO VIDEO POEMA
“LA CHICA DESNUDA DE LA CALLE ROTTERDAM”

Y SUSCRÍBETE A MI CANAL DE YOUTUBE
SI AÚN NO LO HAS HECHO: https://goo.gl/ivb66m

Pero no hizo caso a la advertencia y aprendió a amarme sin que yo prometiese nada a cambio. Y aunque nada de sí me ciñó, aunque nada de sí perpetuó; escribí una canción para ella y mi poesía hoy le calma el dolor…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 27 de febrero de 2,018

Furor

Ni el silencio,
ni la voz,
ni la sangre reseca;
en papeles de unicornios
mal teñidos respondí
que aquella enfermedad
se parecía tanto a un vicio
del que no descansaría en paz
hasta recomenzar su ciclo…

Y en oscuras tardes
sin ir de tu mano
aprendí a memorizar
cada rostro afligido,
lloré de rabia al pensar
en tus muslos tibios
tan lejanos a mi libertad;
y a sus ritos.

Quiero que sepas
y que sepan los motivos
que te han llevado a odiarme
que la luz no es un destino,
es en sí misma un camino,
pero a mí me tocó la oscuridad,
esa que asusta a tus párpados
y a tus seres más queridos
cuando el sol seduce la herida
y la hace arder con tal furor
que incluso la muerte pierde la vida…

Ni el silencio,
ni el amor,
ni la hermosa entrepierna;
en sudores anteriores prometí
que nuestra terquedad
se parecía tanto a un siglo
del que no quería escapar
hasta necesitar tus juicios.

Pero a mí me tocó la oscuridad,
esa que asombra a tus pétalos
y a tus sitios preferidos
cuando el morbo seduce avenidas
y las hace arder con tal furor
que incluso la muerte pierde la vida…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 21 de febrero de 2,018

Parte de tu Dolor

Suena la porción
de la melodía más silente,
esa en la que no
existe otro universo que reviente.

Y te puedo mirar a los ojos
sin miedo a recuerdos hirientes,
te puedo cuidar los hombros
y a la vez nada prometerte.

Pero voy a ser parte de tu dolor,
esa parte que grita esperanza desde hoy.

Porque no todo está perdido
y aunque lo estuviera todo estará bien,
a veces el miedo es el peor enemigo,
con su absurdo modo de sobreentender.

Y te puedo mirar a los ojos
para hallar en el perdón un sol
capaz de iluminar el futuro
aunque todo acabe un poco peor…

Pero voy a ser parte de tu gran dolor,
esa parte que grita esperanza sin temor.

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 7 de enero de 2,018

Estampa

Todos los mecanismos del amor
observan con ternura tu crisálida,
mira como el honor me teje la voz
y la de esos dos ángeles que te entierran.

Sueño multicolor, frases nuevas,
estampa preciosa de locura y maldición;
no dejes de amarme por miedo a las letras,
no vuelvas a amarme por amor de Dios.

Y vuela como una estrella viva
que zurca la ciudad del cielo;
camina despacio sobre la hierba
que roza tus pies descalzos en silencio.

Sueño multicolor, frases nuestras,
estampa preciosa de ternura y compasión;
no dejes de amarme por miedo a la herencia,
no vuelvas a amarme en nombre del dolor…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 29 de septiembre de 2,017

A una Milla del Dolor

Yo te abrazaré
cuando la tempestad te lastime
y te guiaré
cuando el sueño no aterrice;
ya una vez quise elevarme
por encima de los cielos
y perdí toda la calma, todo el don,
como se pierde, a veces, el alma y la voz,
como se pierde, a veces, de vista el sol.

A mí me abrazarán los seres
que inventamos en los sitios
que llenamos de magia y de alfileres,
en los que el amor fue concebido
como una obra que nació del arte;
una obra de arte de elocuencias y desastres.

Porque las plazas aún gritan mi nombre
y jamás se olvidaron del tuyo,
los cines siguen aburridos
sin devorar despacio el aire
que provocaba excitación a los amantes
que se juraban el amor
a oscuras, a una milla del dolor…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 28 de septiembre de 2,017

Boicot

¿Quién detiene esta caída artificial?,
¿Quién calma los deseos de venganza?;
¿Quien guarda el corazón de la tempestad?,
¿Quién reanima los signos vitales de mi palabra?

Yo no era de papel, ni tú de brisa,
ni yo verano hermoso, ni tu hortaliza;
ella no era de cartón, ni él de alambre
y en sus manos merodeaban los amarres.

Tantas mentiras, tanto dolor,
licor a la herida y mal humor,
pasado imperfecto, nación sin color
y yo aquí odiando tanto este boicot.

¿Quién detiene esta herida mortal?,
¿Quién calma los deseos de venganza?;
¿Quién guarda el corazón de la soledad?,
¿Quién reanima los signos vitales de mi palabra?;
si todo fue una trampa, una emboscada
disfrazada de amor pero sin el alma.

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 18 de junio de 2,017