Nunca tuve paciencia para esperar, a veces creí que debía correr antes de agitar mis alas para aprender a volar… Ahora contemplo, antes que nadie, los asuntos de una manera irregular y aunque me sigue aburriendo esperar; cada oportunidad aprendí a aprovechar.


Últimas Entradas

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s