También yo necesitaba mi propia luz, también tú un poco de amor…

También yo necesitaba apartarme un poco de las sombras y asomar mi ciencia al candor;
también tú necesitabas acercarte un poco a la dulzura y la demencia del livor.

También tú, también yo,
también fin que nunca acabó;
también tú, también yo,
los años no pasan, aún somos hoy.

Nueva Guatemala de la Asunción 11 de octubre de 2,020
MESSIERAL



Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s