Entonces, me quedé pensando que en realidad en el pasado nunca nadie me hizo daño, perdonar a alguien nunca fue necesario. Hasta que tuve que perdonarla a ella y desde entonces no me lo perdono a mí…

Luis Eduardo (Messieral)
Ciudad de Guatemala 19/03/2016

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s