Un Mal No Consentido

No nos dolía tanto
la insatisfacción del momento,
ni la discusión, ni el invierno.

No nos incordiaban
las intensas palabras,
ni los gritos, ni las larvas…

Era algo más repentino,
algo parecido a un suspiro;
a veces quererse no está permitido
y otras veces es un mal no consentido.

No nos dolía tanto
la insatisfacción, ni el momento,
ni la discusión, ni el recuerdo…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 27 de marzo de 2,019


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s