Veintisiete Días Para Estar

Veo la humareda, la sangre seca,
una silueta y dos estrellas;
de camino al precipicio todo es prueba,

Veo la humareda, la gran ramera,
una colmena y dos banderas;
de camino al principio todo es niebla.

Y ya sólo me interesa contemplar
esa sonrisa que te brota natural;
no necesito demasiado más,
siempre supe que justo en tu cuerpo está mi paz.

Veo la humareda, la historia que intrusa comienza,
una luna llena y veintisiete días para estar…

Blog Oficial de Messieral

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s