La Calabaza que te Puse por Cabeza

Dulce en el ámbar
descansa la pena
de aquella canción
que te enseñaba en las horas
de tu descontrol.

Dulce la aurora
descansa sin voz,
dulce y cabizbaja
no teje a la flor,
dulce y cabizbaja
olvida su honor.

Y sostienes la calabaza
que te puse por cabeza
entre tus manos de nopal;
pareciera que la estrella
que jamás te dejaría
te ha abandonado ya…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 20 de noviembre de 2,018

New-Web-Messieral
Descubre el Nuevo Sitio Web de Messieral: messieralstudio.com
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s