No temo a la vida, ni temo al amor; el barco velero que navego yo, no tiene secretos, no va rumbo al sol, por eso en el viento se escucha su voz… Y son tantos años de preparación que ahora todo amenaza con volverse mejor.

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 14 de diciembre de 2,018

cropped-banner-2.png

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s