La Suerte a mi Espalda

Cuando lo innecesario
se aleja por sí mismo
algo puede mejorar,
todo empieza a mejorar…

Hasta dónde llegará el drama,
hasta dónde lo que nunca dijimos;
hasta dónde llegarán las palabras,
hasta dónde lo mal que nos quisimos.

Hasta dónde tu mala neura,
hasta dónde mis manos tatuadas;
hasta dónde tu doble cara,
hasta dónde la suerte a mi espalda.

MESSIERAL



Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s