En las Pequeñas Cosas II

Imagino que, aunque no quieras,
te pasa exactamente igual que a mí;
porque a veces te extraño como tú me extrañas
y ante todo pronóstico deseo saber de ti.

Quizás también te duela, quizás a mí me duela
porque al despertar, en plena soledad, faltan las ganas de vivir;
pasa una hora tras otra, el alma se nos empolva
y estamos tan solos, odiando tanto los códigos que hay que cumplir.

Y no sólo está la vida en las pequeñas cosas
también allí en ellas va la muerte;
y no sólo está la caída en las primeras horas
también allí en ellas todo lo que me puede.

No me basta cantar tu canción para que no duela,
no me basta saber que no debo para no quererte.

Quizás también te duela, quizás a mí me duela
porque al despertar, en plana soledad, faltan poemas para mí;
pasa una hora tras otra, el alma se nos agota
y estamos tan rotos, odiando tanto los domingos por venir.

Porque no sólo está la vida en las pequeñas cosas
también allí en ellas va la muerte;
y no sólo estaba el amor siempre a deshoras
también allí en ellas prometimos para siempre.

Blog Oficial de Messieral

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s