No Puedo Permitir

Me gustas tanto
que no puedo permitir
que a estas alturas del juego
permanezcas mucho tiempo más cerca de mí.

Me gustas tanto
que no puedo reescribir
a estas alturas del verso
lo que una vez, antes, ya construí.

Las cosas podrían
salirse de control,
los latidos podrían
secarse sin razón;
para qué te voy amar
con toda la fuerza de mi voz,
si el día de mañana
todo podría perder su sentido y su color.

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 13 de diciembre de 2,018

 

Banner-1

 

Anuncios