Noche de Martes

Noche de martes
con hambre de vida,
cruel verdad mutante
y el silencio en su embestida.

Regreso siempre inoportuno
a los pies de la hoguera indómita
que acerca sus labios a mi cuerpo
como amante o como dueña de la aurora.

Porque hice de la vida un lugar
para algo más que estar,
para algo más que defraudar
y tirarme al suelo, así, a llorar.

Para algo más que amar,
para algo más que recitar
estos versos que hacia el mar
guían mi suerte y mi cantar…

Silencia la música
que habla de su semilla
y de la más pervertida sal
que se ha vertido al escapar.

Y da las gracias a la herida
por su dolor y su anarquía,
por lo compartido tantos días
y lo llorado en esta misma jerarquía.

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 4 de julio de 2,018

Anuncios