Una Voz al Centro de tu Infinito

Inmarcesible tu alma al golpe,
has de ser carne de un árbol
exorable, inefable y consecuente,
porque de otra manera no puedo explicar
los motivos, reales, de la existencia y ser
que te habitan en rastros divinos sin desgastarse.

Que no eres objeto fungible a disposición,
aunque con burka cubran los gestos de tu humor,
los hoyuelos al principio y final de tu sonrisa
cuando sientes y creas valor, cuando sientes y creas amor.

Tu condena es un postre envenenado
para los necios que no tienen respeto,
por tu vientre, tu alma, tu cuerpo
y el sagrado mundo que tanto has sosegado.

Yo soy tan sólo una voz al centro de tu infinito,
pero es que me has hecho tanto bien que espero,
impaciente, el instante en que el mundo te devuelva el cariño,
porque igual amaste a pobre que a rico, a hombre que a niño,
a poeta que a conscripto, que a impropio y no nacido…

MESSIERAL
Ciudad de Guatemala 31/05/2016
Obra: 8 Infinitos Contables
Poema: 1 de 8

Anuncios

One thought on “Una Voz al Centro de tu Infinito

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s