La Mala Hora

La mala hora llega en el principio,
late indómita la tierra y nosotros al borde,
al borde del precipicio…

Despiertan los volcanes,
nos hiere de miedo la rueca;
late indómita la tierra y el cielo cobarde,
cobarde y marchito.

La mala hora llega en el principio,
quisiéramos poder escapar por la noche;
por la noche ese fruto maligno.

MESSIERAL



Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s