La Luz de los Elegidos

La luz de los elegidos
no parpadea en son de paz,
no se conserva sin latidos,
ni se perpetúa en un lugar…

Y va moviéndose despacio
entre las avenidas de la ciudad,
buscando un sitio intempestivo
al que conseguir sanar.

La luz de los elegidos
no parpadea bajo el mar.

MESSIERAL



Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s