La Prometida del Desamparo

Yo era el desastre de siempre,
ella la consentida de un milagro;
yo me acerqué nada silente,
ella respondió con un abrazo.

Yo era el desastre de siempre,
ella un breve sabor amargo;
yo acaricié su vientre,
ella tembló entre mis brazos…

Yo era el desastre de siempre,
a ella el amor se le escapó susurrando;
yo tarde en corresponderle algunos meses,
de inmediato se fue entregando.

Yo era el desastre de siempre,
ella la prometida del desamparo…

Blog Oficial de Messieral

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s