Otoño Errante

Cuando nuevamente
otro corazón se desviva
por querer amarme,
estará tan cansada mi alma
que resultará tan insoportable
la idea de volver a soñar en voz alta.

Todos me conocerán
por un nuevo nombre,
todos me recordarán
por un mejor desborde.

Y así recorreré las tardes,
siendo un otoño errante;
bailando con las olas por los mares,
dejando a mi paso hojas muertas navegantes.

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 9 de diciembre de 2,018

 

Banner-1

 

Anuncios