¿Empezar de Cero? Sí, ¿Y qué?

Muy buenas noches, a pesar del título retador… El motivo de esta publicación es reflexionar abiertamente sobre esas veces en que todo parece salirnos lo suficientemente mal como para echarlo por tierra y sí, recomenzar desde el principio…

A lo largo de la vida he recomenzado proyectos, tareas, trabajos, y sí, incluso mi vida. Y no es que tenga varias vidas, como dicen que los gatos, en esta misma vida varias veces he tenido que recomenzar, siempre con la mirada al frente y con la cabeza en alto. Hace unos días tenía una conversación muy importante, con alguien muy importante para mí, a cerca de las cosas que como seres humanos nos fortalecen y las que nos debilitan. Vivimos rodeados de falsos dioses de la moda y hasta de la comida, a veces, nos sentimos poderosos sólo porque hemos seguido, al pie de la letra, cada regla que la sociedad nos ha impuesto, sin importarnos sobre quién tuvimos que pasar para lograrlo. La verdad aprovecharnos de otras personas para lograr nuestros cometidos es algo que de ninguna manera nos hará seres humanos más valiosos. Pero realizar acciones dignas, claro que nos va a fortalecer y a empoderar como seres humanos. La fórmula es sencilla, si lo que tú haces, si lo que tú piensas, si lo que tú dices, saliera publicado en todos los medios informativos del planeta y eso no te avergonzara, fuera verdad, no hiriera u ofendiera a propósito a nadie más, ni a ti mismo, entonces tus acciones, tus pensamientos y tus palabras son dignas en realidad. Y recomenzar algo en lo que fallamos o que no estuvo en nuestras manos su resultado, pero que no salió como esperábamos, es totalmente digno.

Siempre vendrán las críticas, de las personas comunes y silvestres que nos dirán que para qué reintentamos algo que ya nos salió muy mal. Pero entonces acontece algo muy importante, si nosotros hacemos caso de esas críticas y consideramos que como fallamos una vez es inútil volver a intentarlo, nos estaríamos esclavizando con nuestra última mala experiencia vivida, en cambio, si tomamos la actitud de volver a intentarlo pese a lo que diga todo el mundo, estaremos instalando en nuestro presente la oportunidad de mejorar con una buena experiencia la última mala experiencia que vivimos.

Muchos escritores, probablemente luego de su primer fracaso literario no volvieron a intentarlo, quizás si lo hubieran hecho, probablemente, sus obras hoy serían grandes Best Sellers. Muchos matrimonios y relaciones podrían sanar, si se dieran sus integrantes una última oportunidad para reanudar con más fuerza y responsabilidad. A veces los problemas que acontecen no son tan severos y aún así nos hundimos en su fango.

Empezar de cero no está mal, lo realmente pésimo es rendirse. Tuve una racha de malos días, y hoy ha sido un día excelente, salí de paseo con mi hijo, mi relación con mi novia está mejorando, luego de una pseudo tormenta absurda que yo creé; Le deseé un feliz cumpleaños a la guapa de Lucía Galindo y me respondió en instantes, las cosas mejoran, te lo aseguro. 🙂  Nada malo permanece y ¿Cuál es la cura para una mala experiencia? Pues: ¡Una Buena! Así que ánimo y a seguir.

Luis Eduardo (Messieral)
Ciudad de Guatemala 24/03/2016

Gracias por tus ojos y por estar.
Visita mi sección Think Tank Del Autor.

Estoy iniciando mi comunidad en Redes Sociales.
Si te interesa acompañarme, adelante y muchas gracias:

Facebook
Twitter
Instagram

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s