Aroma a Paraísos

De los límites mortecinos de una despedida,
se quedaron los impulsos mal besados,
estornudos de total melancolía
y unos cuantos siglos de costado.

No es que sea tan difícil salvar el alma
o los labios de aquel ser al que se ama,
no es que sea posible lo imposible
sin retrovisores o acrobacias.

Pero si asoma Saturno, su pecho, un martes de diciembre,
quizás no quede esperanza y sea tan sólo su cadáver
el que ya no se mueve, el que ya no se espanta,
por eso no mires atrás, atrás no está mañana…

De la piel de su dulce mirar,
del bullicio en silencio de su andar
y de su bien escrito en bolsas de té
aprendí que la vida no es ir con sed.

Sacié el hambre de líquidos sueños
al morder su centro de hemisferios clandestinos,
sabía tan bien, lloraba después,
porque su culpa era tan sólo un aroma a paraísos.

MESSIERAL
Ciudad de Guatemala 28/06/2016

Anuncios

13 comentarios sobre “Aroma a Paraísos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s