Guardianes del Viento

Se han ido a dormir en los brazos, impredecibles, de las tres hermanas, repentina la muerte y tan fijo el horror; no es tan dulce la exquisitez de grandeza empañada, ni el silencio que derrama la tragedia al andar…

Se han ido a dormir  y hay un beso, despierto, en los labios de los guardianes del viento; se han ido a dormir y este hielo nos embarca en un trágico fin; el estratovolcano que infunde respeto y que hoy adornan esas dulces almas para embellecer sus portentos…

Descanso para los invencibles, que el gélido dolor amaine casi imperceptible.

MESSIERAL | Ciudad de Guatemala 9 de enero de 2,017


En una actividad tan hermosa como el montañismo, que tuve la dicha de practicar hace algunos años, varias personas perdieron la vida en mi país. Específicamente en el Volcán Acatenango. A ellos y ellas, a sus familias, a los sobrevivientes, a todos los que en algún momento se han interesado por tan bello arte y deporte; mis francas condolencias y  respetuosos honores.



Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s