El Día en el que el Mundo Tampoco Terminó

Aquel día, en el que el mundo tampoco terminó,
vi tu silueta cruzando el infinito que en las aceras
se acumula como las dudas en una persona sin edad.

Y fue inconsciente cada paso mío que persiguió,
de tan cerca, tu sombra que eternamente abstracta
se imantaba a la aspereza del asfalto y sin piedad.

Que a lo mejor se trata de un sueño que tuve y que aún no acaba,
quizás un deseo profundo; o un golpe de suerte, considerada,
la que aún me permite compartir mis horas absorto en tus palabras…

Sin irme
no se pierde nada,
sin irte
aún de nuestras ventanas…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 2 de agosto de 2,018

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s